lunes, 15 de septiembre de 2014

Escuela de Enfermería


En el mes de enero de 1993 el Consejo Nacional de Universidades aprobó el proyecto de la Universidad de Oriente de dos escuelas integradas a la Unidad de Ciencias de la Salud de Ciudad Bolívar, tales Licenciatura en Enfermería y Licenciatura en Bioanálisis.
El proyecto de una Escuela de Enfermería en Ciudad Bolívar fue elaborado por la licenciada Raiza Benedetto y había sido entregado a las autoridades de la UDO en diciembre del 1985.
La primera Escuela de Enfermería en Venezuela fue creada precisamente en Ciudad Bolívar en 1907 por el doctor Félix Rafael Páez, de suerte que la aprobación del CNU no fue más que una reivindicación aprovechando las posibilidades de la Escuela de Medicina y del complejo hospitalario universitario Ruiz y Páez.
Así que la primera Escuela de Enfermeras Profesionales de Venezuela funcionó en Ciudad Bolívar en el Hospital Ruiz y Páez desde el 22 de octubre de 1907 con un régimen de dos años por curso y un programa de clases teóricas y prácticas dictadas por el doctor Félix Rafael Páez, director de la Junta Superior de Sanidad. Esta Escuela tuvo nueve promociones al cabo de la cuales cerró sus puertas.
Al año siguiente el mismo doctor Páez abrió una escuela para enfermeras auxiliares dependientes de la Cruz Roja, pero dictó un solo curso. En 1939 se funda una nueva escuela por iniciativa del doctor Manuel Felipe Flores, la cual funcionó hasta 1943 y los estudios duraban seis meses. Desde entonces no hubo más escuelas, sólo cursos esporádicos para la formación de auxiliares de enfermería hasta 1978 cuando se incorporó la mención Enfermería en el bachillerato
Las tradicionales escuelas de Enfermería del país, once en total, que dependían del MSAS habían desaparecido desde 1976 para dar paso al Bachillerato Asistencial, mención enfermería.
En el año 77, un estudio realizado por “Clade Consultores” por encargo de la UDO, propuso a la Escuela de Ciencias de la Salud en la cual incluían, entre otras, la Escuela de Enfermería. Pero en realidad, el primer proyecto serio que abarcaba por sí solo la Escuela de Enfermería fue el realizado para su ascenso por la licenciada Isabel Porfiria de Vásquez, pero no pasó de allí.
En el 82 apareció otro proyecto denominado “UDO, Escuela Nororiental de Ciencias de la Salud” de Manuel Gil San Juan, Luis Delfín Ponce Ducharne y Félix Gruber, que proponía su sede en Barcelona. Este proyecto igualmente incluía como prioritario la Escuela de Enfermería, pero nunca fue discutido por el Consejo Universitario.
En abril del año 84, Oswaldo Betancourt acordó por enésima vez ocuparse del asunto y encargó a la licenciada Raiza Benedetto (en la foto) trabajar un proyecto que llenase todos los parámetros exigibles a fin de que no pudiera ser objetado por el Consejo Universitario. Raiza, para entonces, tras su postgrado en la Universidad de Puerto Rico había realizado otros 15 cursos y ejercido siete cargos como docente, además de ser profesora asistente y coordinadora de la asignatura Medicina Preventiva II.
No obstante los estudios hechos, Raiza debió realizar otros modificando sustancialmente en el sistema de enfermería como en el sistema educativo el proceso de reforma curricular. Esto por una parte y, por la otra, las nuevas medidas administrativas de la UDO; luego, la necesidad de disponer de datos actualizados en el estudio de necesidades. Además, porque los proyectos anteriores escapaban a la nueva normativa establecida por el Consejo Universitario para la elaboración de los pensa de las carreras de la Universidad.
Con la introducción de la disciplina Enfermería la UDO ha venido formando los recursos humanos de enfermería adecuados a las características y necesidades reales del país y de Guayana.

1 comentario:

  1. Excelente reseña de mi estimada y siempre amada profesora Raiza Benedetto de Franco. Tuve el honor de ser su alumna y amiga. Fue y seguirá siendo un ejemplo a seguir en nuestra profesión de Enfermería. Fue una extraordinaria Docente, siempre recordaré sus enseñanzas y consejos. Vaya para toda su familia un afectuoso saludo y sientan el orgullo como yo de haber disfrutado de tan noble y valiosisima mujer.

    ResponderEliminar