domingo, 21 de septiembre de 2014

Primera Constitucion del Estado Delta Amacuro

El 18 de marzo de 1993 el gobernador Emeri Mata Millán ejecutó y promulgó la primera Constitución sancionada por la Asamblea Legislativa, presidida por el diputado Antonio Cabral, que eleva a la categoría de estado al antiguo Territorio Federal Delta Amacuro de acuerdo con la reforma de la Ley de División Político-Territorial de Venezuela.
Delta Amacuro, con una extensión de 40.200 kilómetros cuadrados, tiene como cabecera o capital a la ciudad de Tucupita, fundada el 31 de julio de 1848 por iniciativa de los marinos y pescadores margariteños Juan Millán, Julián Flores, Tomás Rodríguez, Pedro Moreno y Regino Suira.
Sin embargo, vale decir, que sus primeros habitantes y auténticos fundadores son los waraos o waraúnos que conforman la mitad de una población superior a los cien mil habitantes diseminados en esa extensión cubierta por agua la mayor parte, agua formando islas, brazos y caños en una superficie de 20.600 kilómetros cuadrados. El resto es la tierra firme o zona alta situada en la margen derecha de Río Grande.
El Delta, segregado de provincia de Guayana en 1884 para transformarse en territorio federal, es desde marzo de 1993 un estado federal y está políticamente dividido en tres departamentos: Antonio Díaz, capital Curiapo que abarca desde el brazo principal del Orinoco, Boca Grande, hasta la Barra de Guiniquina; Departamento Tucupita, capital Tucupita, delta central, desde Baño Mánamo hasta la Barra de Cocuima y departamento Pedernales, parte septentrional del Delta, frente al Océano Atlántico y Trinidad.
Tucupita que fue siempre una isla en medio del Delta orinoqueño quedó a partir de 1968 comunicada con el resto del país a través de diques marginales protectores que causaron el cierre del caño Mánamo, lo cual permitió a la vez recuperar grandes extensiones de tierras hoy de lleno incorporadas a la agricultura y la cría.
La fertilidad de los suelos es alta debido a la abundante presencia de materia orgánica, pero son muy frágiles ante alteraciones producidas por la tala y la quema de la vegetación que los protege y ante un laboreo inadecuado. El drenaje debe ser manejado cuidadosamente para evitar que extensas formaciones edáficas se vuelvan demasiado ácidas, a causa de la oxidación de arcillas ricas en piritas. En el extremo suroccidental del estado Delta Amacuro se evidencias modestos relieves en las estribaciones de la Serranía de Imataca con alturas que oscilan entre 250 a 600 metros.
En su hidrografía destaca la intrincada red de brazos y más de 300 caños del río Orinoco, comunicados entre sí. El brazo principal es el Río Grande, canal natural que es periódicamente dragado, permitiendo la navegación por embarcaciones de gran calado. Entre sus caños principales destacan Mánamo, Pedernales, Mariusa, Cocuina, Macareo, Araguao, Sacupana, Guayo y otros. A finales de la década de los años 60 la Corporación Venezolana de Guayana construyó un dique-carretera y un sistema de diques de 171 km, con una estructura de cierre y control (conocido popularmente como el cierre) de aguas del caño Mánamo, que ha acarreado problemas en los modos de vida de la población indígena, con deterioro de los suelos por sulfuración y proliferación exagerada en los caños por de especies vegetales, como el lirio de agua o bora, que impiden la oxigenación de sus aguas con consecuencias negativas para la fauna acuática. Es de hacer notar que para la protección de estos paisajes se ha creado el Parque Nacional Mariusa-Delta del Orinoco así como de trascendencia universal ha sido la creación en 1991 de la Reserva de la Biosfera Delta del Orinoco para proteger alrededor de 1.125.000 hectáreas de estos paisajes naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada