jueves, 31 de enero de 2013

Creación del Premio Municipal de Periodismo

El 23 de octubre de 1959, el Concejo Municipal del entonces Distrito Heres, a solicitud de la AVP, Seccional Bolívar, creó el Premio Municipal de Periodismo “Dr. J. M. Gómez Rengel” para ser otorgado el 24 de octubre de cada año, Día del Periodista y aniversario de la Gaceta de Caracas.
Con el nombre del doctor J. M. Gómez Rengel, porque fue éste su creador, siendo presidente edilicio y conforme al acuerdo promulgado el año anterior se otorgó ese año de 1959 por primera vez, a los periodistas José Antonio Fernández, director del diario El Bolivarense; Lorenzo Vargas Mendoza, director del diario El Globo y Joaquín Latorraca, reportero de El Bolivarense (los tres en la foto). El Jurado estuvo integrado por los concejales José Francisco Miranda, José Roberto Lozano Villegas y Jorge Huncal Ramírez.
El nuevo acuerdo creando el Premio Municipal de Periodismo “J. M. Gómez Rengel”, establecía premios para el periódico local más destacado del año, Premio al Mejor Reportero y Premio al Mejor Columnista. Estos consistían en diploma de honor y medalla de oro “y tendrán como base la información, reportajes y la selección de los que por su naturaleza se consideren que han cumplido la función social y específica de la prensa”.
Los premios fueron adjudicados en sesión especial de la Municipalidad, presidida por el presidente Miguel Vicente Trotta y por la noche en el Club Buena Vista “La Piscina”, el Ejecutivo y la Municipalidad conjuntamente ofrecieron un agasajo a los miembros de la Asociación Venezolana de Periodistas.
La directiva de la AVP la integraban como secretario general el padre José Van Grieken; Organización, Evaristo Marín; Finanzas, Joaquín Latorraca; Relaciones, Diógenes Troncone; Actas, Alonso Aro; vocales: Raúl Silva y el Padre Luis R. Biaggi. Tribunal Disciplinario: Lorenzo Vargas Mendoza, Adán Blanco Ledesma y José Antonio Fernández.
Lorenzo Vargas Mendoza (foto en el extremo derecho) cubrió su fase de buen periodista en la Ciudad Bolívar de los años cincuenta y sesenta y su fase de Cronista en Petare del estado Miranda, pero muy vecino de Caracas donde solía cumplir sus trabajos de investigación internado en el Archivo General de la Nación, dirigido por el doctor Mario Briceño Perozo, fundador de la Escuela de Archivología de la Universidad Central y uno de los directores del Liceo Fernando Peñalver de Ciudad Bolívar.
Lorenzo Vargas Mendoza, casado con una hermana del doctor Ramón Castro Mata, fue secretario del Concejo Municipal de Heres y allí siendo presidente don Brígido Natera Ricci, se asoció con éste para fundar en su cuarta época El Bolivarense que comenzó a finales de la década de los años cincuenta siendo semanario y el primero de diciembre de 1957 transformado en diario matutino.
Luego, Vargas Mendoza que soñaba con un periódico propio, vendió sus acciones de El Bolivarense a don Brígido Natera Ricci y fundó el matutino “El Globo” apoyado, entre otros, por el doctor Diego Heredia Hernández, René Vhalis y el profesor José Simón Escalona. El periódico, con sede en un inmueble de la Avenida 19 de Abril tuvo una vida corta, y Lorenzo Vargas Mendoza se vio obligado, luego de liquidar el taller para pagarle a los trabajadores gráficos, a recoger sus bártulos y residenciarse en Caracas donde la suerte le deparó los espacios de la Municipalidad de Petare, para erigirse allí como cronista de fluida producción. Uno de sus libros lo dedicó a los primeros periódicos de Guayana. De tanto explorar la vida del pasado entre antiguos expedientes minados de traza y hongos, perdió el sentido de la visión y murió invidente como su colega Arístides Bastidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada