viernes, 25 de enero de 2013

Natación en el Orinoco


B1TOPICOS

El domingo 26 de septiembre de 1954, una prueba de natación realizada en el Orinoco, organizada por el profesor del Instituto de Comercio Dalla Costa, profesor de inglés Jorge Suikwoski, de nacionalidad ecuatoriana, muy activo y estaba en todo dando lugar a que un periodista publicara un artículo titulado “El Múltiple Profesor Suikwoski”.
La prueba de natación fue cumplida desde Playa Blanca en Soledad, hasta el Mirador Angostura y ganada por el nadador José Ángel Fernández.
Fernández pudo dominar las corrientes en una distancia de 3.000 metros. La prueba disfrutada por un público alborotado a todo lo largo del malecón, tuvo lugar en horas tempranas de la mañana y cuando el río cabeceaba para emprender su lento descenso. Oscar García, quien en pruebas posteriores destacaría, llegó en cuarto lugar lejos.
El 13 de diciembre del mismo año se realizó otra competencia con mujeres de Perro Seco y una campeona de Yugoslavia de nombre Elena Develac, vencida por la joven Crucita Ramírez. Otra Crucita, pero de apellido Ramos, arribó en el tercer lugar.
Esta Crucita Ramos, además de excelente nadadora, practicaba el kun fu y cuenta que una noche estando sola en su casa mientras su marido estaba en la Siderúrgica, se le metió un ladrón en la casa. Le aplicó varias llaves de arte marcial y lo puso en fuga. Lo curioso del caso es que luego salió a poner en alerta a los vecinos y cuando éstos salieron, cayó desmayada.
Ese día el ferry Angostura permaneció inactivo y los parroquianos creían era para no perturbar la prueba de natación, pero luego se percataron de que fue por un accidente: El Mirador de la Zapoara que había sido levantado por el gobierno en las inmediaciones de La Laja con el nombre de “Mirador Sifontes” se vino al agua al ser embestidas sus columnas por la proa del ferry, dominado su timón por corrientes encontradas del Orinoco.
A bordo del ferry había llegado ese día Carlos Ochoa, copropietario de la emisora de Puerto La Cruz “Ondas Porteñas”. Llegó a Ciudad Bolívar con el objeto de entrevistarse con el profesor José Francisco Miranda, interesado en la compra de “Radio Bolívar”. Estuvo ofreciendo cien mil bolívares, pero Fitzí le respondió que la radio no estaba en venta. Más tarde se arrepentiría pues llegó a entenderse con el Catire Isturiz, quien había enviado a sondear esa posibilidad con José Antonio Fernández.
También había llegado esos días, por avión, Vitelio Reyes “El Hombre del Lápiz Rojo” que censuraba en la prensa nacional las informaciones y artículos de opinión contra el régimen de Marcos Pérez Jiménez. Visitaba Ciudad Bolívar para dictar una conferencia en el Auditorio Simón Rodríguez. Por supuesto contra la libertad de prensa. Se escapó de milagro, toda vez que el avión de la Línea Aeropostal, identificado con las siglas YV-C-AMP, se estrelló luego contra el cerro El Pao, en dirección al aeródromo de Tumeremo y perecieron en el siniestro su piloto David Quintero y el copiloto Rafael Rodríguez.
La noticia se supo por Radio Bolívar luego de interrumpir una cuña de la Sears Roebuck de Venezuela. Ubicada en el Paseo Falcón, se promocionaba así: “Llegó hasta el río Orinoco en Ciudad Bolívar la Sears. Como siempre, está a las órdenes con su tema universal “Compre hoy y pague mañana”. En su aniversario, la Sears solía nombrar “Gerente por siete días” a uno de sus empleados con notable rebaja de su mercadería que atraía a gente de todas partes y a la cual por cierto promocionaba en su traje de baño la nadadora Crucita Ramírez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada