martes, 10 de enero de 2012

Pío Cerani regresa de la guerra

El 13 de mayo de 1916, regresó a la ciudad Pío Cerani luego de prestar servicio militar en su patria natal, Francia, en guerra contra los aliados teutones de 1914.

Pío Cerani se hallaba en Guayana desde 1901, atraído por la selva y los tesoros minerales de sus tierras. De allí que figurara pronto como empresario y dueño de minas como “Salva la Patria”, “Carabobo”, “El Chibao” y “Vuelvan Caras”,

Fue distinguido por el Gobierno francés en 1937 para reavivar la llama de la lámpara votiva del Soldado Desconocido en el Arco del Triunfo, donde quedó inscrito su nombre en el “Libro de Oro” como ex combatiente de la guerra.

Casado con la guayanesa Enriqueta Odremán. El retorno de este comerciante corso coincidió con la llegada a Ciudad Bolívar desde Caracas del primer automóvil que tardó varios días retando caminos escabrosos llenos de “bombas” cenagosas.

Este primer auto venía conducido por Luis Coll Pardo, agente viajero de la firma William H. Phelps, cumplía por primera vez el raid Caracas-Ciudad Bolívar en un automóvil Ford. Para entonces otras marcas de vehículos como Studebaker, Empire, Briscoe y Overland ya estaban en el mercado de Ciudad Bolívar a través de la empresa de Domingo Golía, pero había llegado no por tierra sino por barco.

Luego se incorporó el King para siete pasajeros y 75 HP distribuido por la empresa Ginestra y Aristiguieta más el Buick, agenciado por Edmundo Suegart, representante igualmente del Dodge y el Brothers.

El primero en adquirir un carro de la marca Buick fue el general Máximo Benigno. W. H. Phelps tenía en la ciudad una sucursal del Ford the Universal Car. El Ford modelo “T”: está reconocido como el precursor, el que preparó el camino de la industria automovilística e inició el movimiento a favor de las carreteras en todas partes.

Atrás quedaron los carromatos, los coches. Estos se fueron extinguiendo a partir de los años treinta o mientras subsistió en el Callejón Dalton (calle Piar de Ciudad Bolívar) la famosa Herrería de Humberto Bates, especializada en reparación y fabricación de vehículos de tracción de sangre. Humberto Bates fabricaba carros para mulas, ruletos y wagones. Asimismo, unas ruedas especiales para rodar por arenales y espuelas para la explotación del balatá, estilo inglés o como las muy prácticas de Demerara.

Pío Cerani a su regreso de la Guerra trajo al cónsul británico Mister Hart, la mala noticia de la muerte de su hermano C. Hart, oficial a bordo del Queen Mary, en combate naval librado por la escuadra inglesa contra una alemana. El combate naval se registró el 31 de mayo, cerca de la costa Jutland. El Queen Mary, de 27.400 toneladas había sido botado en 1912 y constaba de ocho cañones de 13,5 pulgadas y 16 de seis pulgadas y era capaz de desarrollar una velocidad de 29 nudos.

En 1921 contrajo matrimonio con la guayanesa Lourdes Odremán y posteriormente en acto especial el nombre de L. Pio Cerani quedó grabado en el “Libro de Oro”; como ex combatiente corso de la guerra europea de 1914. También fue distinguido como Coronel ad-honorem del Ejército de los EE UU de Norte América por sus valiosos servicios. En 1935, el Sr. L. Pío Cerani organizó una Fundación a objeto de traer a Venezuela científicos franceses para el acercamiento intelectual y científico franco-venezolano.

En 1938, fue nombrado Consejero del Comercio Exterior de Francia. Dadas sus fuertes relaciones comerciales, logró interesar al capital norteamericano sobre la producción venezolana y que continuase adquiriendo la sarrapia, de cuya recolección dimanaba el sustento y mejoramiento social de millares de trabajadores venezolanos.

2 comentarios:

  1. Pio Cerani era hermano de mi abuelo Ange Paul Cerani..Tengo fotos del tío Pio, si desea que le envíe.

    ResponderEliminar
  2. Te agradecería si me enviaras la foto a que hace alusión. Puedes enviarla al siguiente correo: amerfer@gmail.com

    ResponderEliminar