lunes, 23 de enero de 2012

La Fotografía de Rojas Camacho


El 4 de enero de 1917, Eugenio Rojas Camacho anunció la instalación de su taller de Fotografía en la calle 30 Llaves No. 15 (Calle Venezuela). Este fotógrafo era muy solicitado en su tiempo por la calidad de sus imágenes. Algunas de ellas, especialmente de publicidad, conservo en vidrios o transparencias de las utilizadas en los cines que me regaló en cierta ocasión su nieto Pablo Rada. Él me informó que Eugenio Rojas Camacho era nativo de Ciudad Bolívar y murió de tuberculosis a los 45 años de edad. Se casó en 1898 con Adelaida Mauco (en la foto). Sin embargo, Rafael Pineda dice que era oriundo del Arauca. Dice textualmente así: “El periplo de Eugenio Rojas Camacho abarca Arauca (Colombia) de donde era oriundo; Puerto España (Trinidad) y Ciudad Bolívar donde ya estaba activo, primero en 1907 a juzgar por una fotografía suya tomada a Mercedes Unceín de Bermúdez en disfraz de japonesa en los Carnavales de 1907 y finalmente en 1909 guiándose por una fotografía de ese año tomada a Antonio Levanti”.

Antes de haber hecho posible ese taller, Eugenio Rojas Camacho, practicaba la fotografía comercial a domicilio o por encargo y su laboratorio lo tenía improvisado en su propia casa de habitación.

Alguien le propuso, pero se negó a tomar una serie de fotografías sobre un plan develado por el gobierno sobre un nuevo asalto al Correo del Oro a los pocos días de haber montado su taller. El plan consistía en asaltar el Correo del Oro que cumplía la ruta Minas de El Callao a Ciudad Bolívar haciendo escala y trasbordo en el Puerto de San Félix, para lo cual había previamente que secuestrar a las autoridades de San Félix y Barrancas. Cuando se proponían zarpar por el Orinoco para llevar a cabo su plan, la Policía apresó a Jesús María Molina, Luis Ovalles, Miguel Cotúa y Francisco Miquilena. Molina, jefe de la banda fue capturado en las bocas del río San Rafael. El Correo del Oro en esa ocasión era conducido por José María Rizo, hijo, y gracias a la intervención temprana de la policía pudo zafarse de la suerte que a fines del siglo pasado le tocó a Frank Busch en Rancho de Tejas.

Una de las pistas para descubrir el plan de asalto al Correo la dio uno de los comprometidos, pues de antemano había contratado la compra de un camión de 10 quintales por 2.800 a la Casa Dalton & Cía. Sucres. La idea era ponerse en un dinero para comprar lo que había soñado como la manera de independizarse, pues según declaró la vida de peón y arriero no iba con su personalidad innata.

El 23 de enero de ese año fueron los carnavales de Ciudad Bolívar y Rojas Camacho por sí solo no se daba para cubrir los variados aspectos del Carnaval, especialmente los que tenían que ver con la elección de Lina Mercedes Torres, hija del presidente del estado, Marcelino Torres García, como reina del Carnaval de Ciudad Bolívar 1917, evento realizado en el salón del Club de Comercio, amenizado con música de la Banda Marcial Ribas y la Banda Gómez del estado. Días después, el primero de febrero, Lina Mercedes renunció al reinado por la muerte en Caracas de un hermano del presidente del estado, de suerte que hubo que proclamar reina del Carnaval a la señorita Amelia Casalta, quien había quedado en segundo lugar, pero Amelia declaró que en esas condiciones no y en definitiva fue proclamada la señorita Vivas que había quedado en tercer lugar del certamen

No hay comentarios:

Publicar un comentario