martes, 10 de enero de 2012

La Barbería Petit Trianon de Lauro

El Palacio de Versalles en Francia es más bien un conjunto de palacios pequeños y grandes. El Palacio pequeño, conocido como Petit Trianón, servía de  retiro de  la reina  María Antonieta, esposa del rey Luis XVI. Ahora no sabemos por qué Antonio Lauro Ventura, le puso a su barbería en Ciudad Bolívar ese nombre de Petit Trianón,  inaugurado el 30 de marzo de 1910, si él era italiano, supongo que para atraer a la colonia corsa en la ciudad que era numerosa y bien acomodada.
Se trataba de un lujoso salón de barbería situado en la calle Orinoco con el lema  “preferido de la gente chic y amante del progreso”.  La prensa local publicó un aviso sobre la novedad en materia de corte de pelo y participaba a su clientela “que ha hecho venir de Caracas al señor Ventura Montoya, operario de reconocida competencia que ha trabajado en el “Petit Trianon” de aquella capital, para mejor atender y satisfacer una vez más a sus constantes favorecedores”.
            Antonio Lauro Ventura, padre de Antonio Lauro Cutroneo, nacido en Ciudad Bolívar, reputado como el primer compositor venezolano cuya obra es conocida, estudiada e interpretada en las más reputadas ciudades del mundo musical. De hecho, forma parte del repertorio universal de la guitarra.
            Lauro Ventura, procedente del Sur de Italia, se radicó en Ciudad Bolívar comenzando el siglo veinte. Montó su barbería al lado de lo que es hoy el Hotel Colonial, antiguo Hotel Bolívar y alternaba el oficio como músico  tocando el Bombardino y también la guitarra en los momentos de expansión con sus amigos, entre ellos, José Francisco Calloca, presidente de la Colonia italiana y director de la Banda del Estado.
            En 1916 se casó en Caracas con Amida Crutoneo y de regreso a Ciudad Bolívar se instaló en la casa propiedad del médico Domingo Figarella, ubicada entre las calles Constitución y Amor Patrio.  Allí nació Antonio Lauro Crutoneo en la mañana del 3 de agosto de 1917, cuando el Orinoco llegaba al tope de sus aguas, buen presagio para quien también llegaría al tope de la composición y ejecución guitarrística.
            El vespertino de los Suegart publica la noticia de un Petit Triaón en ciudad Bolívar semejante al de Caracas y se lamenta no poder publicar la gráfica, pues aunque acaba de poner en servicio la adquisición de un moderno equipo de estereotipia que permite al periódico publicar imágenes mediante cliché obtenido por coladas de plomo fundido. Pero los moldes de los clichés venían de estados Unidos.  Por cierto, que la primera imagen publicada por el periódico correspondió a “El Juramento de Washington” y la segunda  al “Juramento de Lincold”. 
En la misma edición publica el decreto del Presidente del Estado, General Arístides Tellería, disponiendo la construcción del Paseo 5 de julio, obra que contrata al ingeniero Pablo Carranza, Rector del Colegio, con longitud de 2.600 metros por 14 de ancho, desde el extremo norte del Dique de la Laguna del Medio hasta unirse con El Porvenir. Este paseo se inauguró con un gran desfile el 5 de julio de 1911, primer centenario de la declaración de la Independencia de Venezuela.  También data de ese tiempo el Paseo San Antonio, llamado después Moreno de Mendoza (Fundador de la ciudad) y el Paseo Meneses bautizado con ese nombre en memoria del ingeniero y pedagogo Olegario Meneses, quien fue catedrático del Colegio Federal de Varones.  Publicó un ensayo sobre el Curare, descubrimientos del oro y la situación económica y social del Yuruari.  Murió cerca de Trujillo, su tierra natal, víctima de la malaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario