sábado, 26 de abril de 2014

El Orinoco navegable día y noche.

El Orinoco navegable día y  noche
En el mes de diciembre entró en su última fase la ejecución del balizaje  que permitió la navegación día y noche por el Orinoco desde el Delta hasta el Jobal, un poco más allá de Caicara.
El contralmirante John Dipalo Pocaterra, comandante de la base naval de Ciudad Bolívar al hacer el anuncio dijo que los trabajos estaban prácticamente concluidos y que la materialización se haría efectiva a partir de mayo cuando las aguas del río están en su nivel más bajo.
         La señalización se hizo fundamentalmente sobre piedras y pueden ser detectadas por cualquier barco dotado de radar, lo cual facilita la navegación por lo menos durante diez meses al año. En período de aguas altas pueden navegar buques hasta 8 pies de calado y hasta de tres en tiempos críticos de reflujo.
         En esa ocasión el contralmirante Dipalo Pocaterra, acompañado del capitán de navío Gonzalo Francisco Merino Valery y otros oficiales, hizo un recuento de la actividad de la Armada en año y medio que tenía la base en Ciudad Bolívar y habló de un nuevo puesto oficial  en el Delta el primer semestre del 86, zona estratégica, entrada y salida del río, desguarnecida.
         Otro puesto naval había sido instalado en El Amparo, frente al Arauca, en la frontera con Colombia y cerca de una zona donde existe actividad guerrillera.
         Las unidades de la base en cada recorrido que hacían por el Orinoco solían prestar asistencia social a las familias ribereñas o isleños que viven de la pesca y la siembra.  Para la fecha habían atendido a 800 personas, muchas de las cuales jamás habían visto a un médico. Cumplían este servicio con el mismo personal médico asistencial de la Armada y también con dos médicos de la V División. De Selva.
         Entonces se hablaba con insistencia y optimismo sobre la canalización, acondicionamiento y mantenimiento del Orinoco y sus afluentes como vía de navegación toda vez que ello permitiría establecer un sistema de transporte masivo y barato.
Se hablaba de canalizar el río en forma que guardara relación con el desarrollo logrado. Para el acondicionamiento del río como vía de navegación, Rafael de León, por la CVG y Alberto Rodríguez Díaz, por el MOP propusieron el siguiente esquema: Navegación de gran calado hasta Matanzas pudiendo llevarse hasta Ciudad Bolívar dependiendo del desarrollo industrial de Ciudad Guayana y de los requerimientos en relación con la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco.
En Ciudad Guayana podría acondicionarse un puerto para recibir buques porta­dores de gabarras ( tipo LASH o SEABEE ) que continuarían la navegación aguas arriba hasta Puerto Ayacucho y por el Apure hasta Guasdualito, por el Portuguesa hasta El Baúl, por el Guanare hasta Arismendi y el Uribante hasta Agua Viva y tal vez hasta Guacas.
La utilización de barcos portadores de gabarras oceánicas convertiría a los puertos fluviales de poco calado, en el Orinoco y sus afluentes en puertos oceánicos no distantes de grandes ciudades como San Cristóbal y Valencia. El ingreso de Venezuela al Pacto Andino y la carretera marginal de la selva
que ha de llegar hasta Pedroza o Guasdualito imprimen gran vigencia a la idea de utilizar el Apure como vía de transporte, lo cual favorece al país en mucho mayor grado que la navegación por el Meta. Deben adelantarse los estudios acerca de las posibilidades de utilizar el Apure como vía de transporte.
         La navegación por el tramo de Ciudad Guayana a Cabruta podría desarrollarse creando  una infraestructura necesaria para ello, en base a los insumos  y productos de las plantas industriales de Ciudad Guayana,



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada