miércoles, 23 de abril de 2014

El Ajedrez en Bolívar

Checkmate2.jpg
El ajedrez tiene su origen en la India y data del siglo VI. Originalmente conocido como Chaturanga, o juego del ejército, se difundió rápidamente por las rutas comerciales, llegó a Persia, y desde allí al Imperio bizantino, extendiéndose posteriormente por todo el mundo árabe. El  juego llegó a Europa entre los años 700 y 900, a través de la conquista musulmana de la península Ibérica. De aquí pasó a las colonias hispanas y a Italia que logró supremacía sobre España. Los italianos, a su vez, fueron desbancados por los franceses y los ingleses durante los siglos XVIII y XIX cuando el ajedrez, que había sido hasta entonces el juego predilecto de la nobleza y la aristocracia, pasó a los cafés y las universidades. El nivel del juego mejoró entonces de manera notable. Comenzaron a organizarse partidas y torneos con mayor frecuencia, y los jugadores más destacados crearon sus propias escuelas.
Según "El ajedrez en Venezuela: 100 años de batallas sobre el tablero" (1986), del periodista César Ramos, este juego de ingenio llegó a nuestro país muy  tarde y es durante la década del cincuenta que comienza a tomar cuerpo con los clubes de ajedrez en el Distrito Federal, Miranda, Carabobo y Zulia, tradicionales lugares de culto a la diosa Caissa; también experimentó un sostenido crecimiento en Guárico y Anzoátegui. Al finalizar los años 50 todos estos Estados tenían sus Asociaciones de Ajedrez y sus jugadores habían participado, por lo menos una vez, en los torneos por el Campeonato Nacional.  El periodista Ramos ignora al Estado Bolívar donde ya mucho antes, en 1944, se había realizado una simultánea, la primera de que se tenga información, lo que quiere decir que ya antes de la fecha había individualidades que los jugaban familiarmente como son los casos del doctor Adán Blanco Ledezma (cronista de la ciudad), doctor Manuel Felipe Florez,  José Nieto, profesor José Francisco Miranda y Pedro Inserri.
         Precisamente son ellos quienes promueven la celebración del primer evento ajedrecístico, vale decir, una simultánea, con la participación del campeón René Prah, el cual se realiza el 9 de marzo de 1944, en el Club de Comercio cuando la sede se hallaba en el inmueble ubicado entre el Paseo Orinoco y la Calle Constitución.
Pero cuando realmente comienza en firme el interés por el ajedrez es en los años sesenta, específicamente en 1962 cuando en extensión Cultural del Núcleo Bolívar de la UDO bajo la titularidad de David Alizo, el estudiante de geología y minas  José Herrero Noguerol,  funda el primer club.
         Al año siguiente (1963)  el periodista Eduardo Santana y el doctor Julio Delgado fundaron en la Casa del Periodista la Asociación Bolivarense de Ajedrez que  arrancó con dos filiales el Club La Torre en Ciudad Bolívar, administrado por el doctor Julio Delgado y el Club San Félix en la zona del Hierro, administrado por Eduardo Santana, quien para entonces era corresponsal del diario El Bolivarense.
El centro de actividad del Club La Torre eran las Galerías del Paseo Orinoco, específicamente bajo los portales del Cine América, al aire libre.   Para el momento de la apertura contaba con un mobiliario de 5 tablones, cada uno con 5 tableros y sus respectivos trebejos.
         En 1964 surgieron nuevos núcleos ajedrecistas en el hotel Bolívar, Club Español, El Pao y Sidor y así el juego se ha venido extendiendo por todo el Estado, sobresaliendo en la actualidad el club de la Placita de la Comunidad fundada por el poeta Jesús Colina y su hijo Pavel.  De esta Placita salió hace la idea del Torneo Internacional que se ha venido cumpliendo religiosamente cada año con la colaboración oficial y de empresas privadas dentro del programa de la Feria del Orinoco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada