viernes, 4 de abril de 2014

Arzobispo Medardo Luzardo Romero

Un hermoso acto litúrgico engalanó la catedral metropolitana de Ciudad Bolívar para recibir en su historia al tercer arzobispo de la arquidiócesis, Monseñor Medardo Luzardo Romero.
         La lluvia del 6 de agosto de 1986 que cayó sobre la ciudad casi al culminar la tarde no impidió que autoridades civiles, militares, gubernamentales, religiosas y el pueblo en general le dieran la bienvenida al nuevo prelado que se desempañó durante siete años como obispo de la diócesis de Ciudad Guayana y ahora asumía la responsabilidad pastoral luego de la renuncia de monseñor Crisanto Mata Cova.
         Una comisión encabezada por el gobernador René Silva Idrogo, el presidente de la Asamblea Legislativa, Omar González Moreno y la presidenta del concejo municipal, Ligia Pulido de Macías, recibió a monseñor Medardo Luzardo a la entrada de la ciudad, desde donde lo acompañó una caravana que cubrió la ruta pastoral hasta llegar a la plaza Bolívar donde se le entregaron las Llaves de la Ciudad y se le declaró Hijo Ilustre.
         Las naves centrales y laterales de la catedral estaban repletas de personas que vitorearon al nuevo arzobispo cuando hizo su entrada al recinto para dar inicio a la misa concelebrada que contó con la asistencia del encargado de negocios de la Santa Sede, Adrián Bernardini, del secretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor José Vicente Anduela y de obispos y arzobispos de Cumaná, Maracaibo, Maturín, Barcelona, Guanare, Trujillo, Cabimas y Tucupita.
         Al despedirse del pueblo al que sirvió durante 20 años, monseñor Crisanto Mata Cova pronunció sus palabras de “adiós a Guayana”. Recordó que una tarde como esta, un 9 de julio de 1966, cuando asumió la arquidiócesis y desde entonces entregó su corazón a los marginados y a los indígenas.
         “Os dejo unas campanas armoniosas en vuestra torre, cuando oigáis salir de su vibraciones el himno de vuestro estado, orad por este humilde sacerdote, quien muy lejos de esta queridísima catedral, os estará siempre bendiciéndolos. Quiero que los latidos de mi corazón sean siempre un recuerdo de amor y gratitud hacia todos ustedes. Adiós mis pobres y mis indígenas”…
         Las campanas de la catedral vibraron y los aplausos retumbaron en todo el cuadrilátero histórico, mientras monseñor Mata Cova se enjugaba una lágrima y los indígenas del alto Cuchivero de la etnia Eñapa y Joddis en su lengua elevaron una oración.
         Por su parte, monseñor Medardo Luzardo aseguró que continuará con la obra de su antecesor, a favor de los marginales, de los indígenas, del pueblo de Guayana.
         Monseñor Medardo Luis Luzardo Romero, tercer Arzobispo de Ciudad Bolívar, nacido en Los Puertos de Altagracia del Zulia, el 17 de abril de 1935, fue Obispo fundador de la Diócesis de San Carlos.  Su consagración tuvo lugar el 25 de julio de 1971. Fue designado por el Episcopado Nacional para tomar parte en el Sínodo de Obispos que tuvo lugar en Roma en 1978, y para integrar el grupo de obispos venezolanos que viajo ese año a México con motivo de la Conferencia de Puebla.
         De la Diócesis de Cojedes pasó a fundar la Diócesis de Ciudad Guayana, donde permaneció el mismo lapso (7 años) que en San Carlos, siendo lo mejor de su estada allí en la Zona Industrial de Caroni, la visita de Su Santidad Juan Pablo II, 29 de enero de 1985.

         El 31 de mayo de 1986, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, lo nombró Tercer Arzobispo de Ciudad Bolívar y el 5 de agosto del mismo año tomó posesión en un jubiloso acto litúrgico que engalanó a la Catedral Metropolitana de Ciudad Bolívar.  Su mandato expiró en 1911.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada