martes, 20 de diciembre de 2011

Primer vuelo sobre Angostura


Previa reunión en el Hotel Cyrnos, presidida por el gobernador Luis Godoy, se acuerda designar un Comité para arbitrar fondos que hagan posible el primer vuelo de un avión sobre Ciudad Bolívar.

Los aviadores Frank Boland y Charles Hoeglich, que harían el ensayo, se hallaban en Venezuela desde finales de septiembre realizando en varias ciudades de Venezuela pruebas aéreas experimentales con un rústico avión de lona y bambú. El Comité quedó formado por Fritz Kühn, Gumersindo Torres, Andrés Juan Pietrantoni y W. Henderson.

La demostración quedó convenida para enero del año nuevo 1913, estipulada en diez mil bolívares para cuyo montante el presidente del Estado, doctor Luis Godoy, colaboró con dos mil bolívares.

El 2 de enero de 1913, se informa que Frank Boland y sus acompañantes llegaron a Ciudad Bolívar en el vapor Delta ese mismo día y quedaron gratamente impresionados de la arquitectura y características topográficas de la ciudad. Prometieron entonces hacer la demostración tan pronto se ambientaran y pudieran acondicionar sus aparatos en la “Laja de la Llanera”, lugar escogido, según dijeron, “por las buenas condiciones topográficas, convenientes para las evoluciones del aparato aéreo”.

De manera que el día domingo 5 de enero de 1913, los bolivarenses tuvieron una cita en “Laja de la Llanera”. Querían ver volar un avión sobre Angostura, pero quedaron frustrados, pues a las 9 y 17 minutos cuando Frank Boland arrancó su biplano Curtis, con peso de 300 kilogramos, apenas si pudo mantenerse en el aire durante 18 segundos tras recorrer una distancia de 200 metros. Se quejó de una falla en el motor y pospuso la prueba para las 5:45 de la tarde, pero con la misma suerte.

Durante tres días Frank Boland y Charles Hoeglich estuvieron haciendo ajustes y afinando las máquinas para ver cuál de los dos biplanos se prestaba mejor para la demostración. Al fin el día 9 hicieron otro intento con mejor suerte. El biplano se elevó 100 metros y permaneció en el aire diez minutos dentro del mismo radio de sabana que era la “Laja de la Llanera”. Quedaba fijado así el día jueves 9 de enero de 1913 cuando los bolivarenses vieron por primera vez un avión en el aire. El viernes 10 Frank Boland hizo una demostración en honor al presidente del Estado Dr. Luis Godoy, quien asistió a la Laja de la Llanera acompañado de los generales Tobías Uribe y Juan Alberto Ramírez, comandante de Armas del Estado. Asimismo el Batallón Zamora Nº 14 y numerosos angostureños. Este segundo vuelo feliz duró 7 minutos a una altura de 150 metros.

El vuelo oficial contratado por el Comité de Aviación se realizó el domingo 12. Frank Boland se elevó en su biplano a las 8:24 de la mañana y aterrizó diez minutos después (8:34) tras volar el centro de la ciudad.

Este vuelo galvanizó aún más el entusiasmo de los bolivarenses, no obstante su conmoción por el asesinato cometido el día anterior contra el capitán Francisco de Paula Varela Quintana, instructor de las Fuerzas Nacionales, destacado en el Batallón Zamora de Ciudad Bolívar. A las ocho de la noche del sábado, el oficial se hallaba conversando con la dama de una casa, entre las esquinas del Descanso y el Hospital, cuando un individuo desconocido le disparó, un tiro que le atravesó la masa encefálica.

Frank Boland y sus acompañantes se despidieron de la ciudad después de haber permanecido en ella 14 días. El 15 de enero en el vapor “Delta” embarcó junto con sus acompañantes y dos biplanos desarmados, rumbo a Trinidad donde ya trabajaba un Comité para hacer una demostración igual a la que disfrutaron los bolivarenses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada