jueves, 15 de diciembre de 2011

Marcelino Torres García


 
B1ToPICOS
El 25 de febrero de 1915 se instaló la Asamblea Legislativa, previamente convocada con un solo punto: la elección del nuevo presidente del Estado, elección que recayó como bien estaba previsto en la persona del general Marcelino Torres García para el período constitucional 1915-1918.

Diputados al Congreso Nacional fueron electos el doctor Luis Godoy y el general César Vicentini. Senadores: doctor Manuel Díaz Rodríguez y doctor Domingo A. Coronil.

Torres García tomó posesión de la Presidencia del Estado el día siguiente a las nueve de la noche, junto con el Dr. José de Jesús Gabaldón y el Gral. Anselmo Zapata Ávila, primer y segundo vicepresidentes, respectivamente.

Nombró secretario general de Gobierno al Dr. W. Monserratte Hermoso, quien cinco meses luego fue sustituido por Víctor Alberto Rodríguez y éste finalmente por el Dr. J. M. Agosto Méndez.

El Situado constitucional de ese año de acuerdo con la Ley de Presupuesto del Estado, era de 33.610 bolívares mensual. El Presidente del Estado devengaba un sueldo de 1.600 bolívares y un mil el secretario general.

Cuando el general Marcelino Torres García fue electo, ya se hallaba en el despacho desde hacía meses cubriendo en calidad de vicepresidente la ausencia repentina del titular Luis Godoy.  Entonces los bolivarenses daban por seguro como realmente ocurrió que sería el nuevo Presidente del Estado en virtud de haber pacificado la región del Yuruari con la derrota de Angelito Lanza en la batalla de Las Chicharras.

Uno de sus primeros actos de gobernador electo fue el de sustituir el Puente Lange sobre el río San Rafael por otro de mayor confiabilidad y en tal virtud decretó el 16 uno de hierro y mampostería, de 22 metros de largo por 4.50 de ancho y 2.50 de alto conforme a los planos presentados por el ingeniero municipal Dr. J. Mendoza Briceño a cuyo cargo corrió la dirección técnica. En vez de Lange se llamará Puente Gómez asumió el poder de forma absoluta.

Para los gobernantes gomecistas el 19 de diciembre era una fecha tan importante como cualquiera efemérides patriótica y, por lo tanto, era conmemorada con actos oficiales que incluía la inauguración o decretos de realización de obras de servicio y monumentos públicos.

A tal efecto, el 19 de diciembre de 1916, el presidente del Estado decretó la creación de la Banda Gómez, bajo la dirección del profesor José Francisco Calloca, músico italiano llegado a Ciudad Bolívar a comienzo de siglo como integrante de una de esas compañías de espectáculos teatrales que visitaban a Venezuela y no regresaban sonantes pasar por el Teatro Bolívar.

Calloca, anteriormente había sido director de Banda Marcial del Batallón Rivas Nº 17 y subdirector de la Banda del Estado.  Estuvo en Caracas en 1914 y en el Templo de Altagracia, un Viernes Santos, estrenó su obra La Paráfrasis de Job, muy reseñada por la prensa.

El general Marcelino Torres García se lo trajo nuevamente para ponerlo al frente de una Academia de Música creada por decreto del 3 de agosto de 1915 y cuyo único objeto era el de formar 40 músicos para una nueva Banda, es decir, la Banda Gómez. La dirección de banda Marcial del Batallón Rivas, la puso en manos de Manuel Jara Colmenares, antiguo director de la Banda del Estado desde finales de siglo anterior.

La Banda Gómez fue vestida por la Casa Italia Adolfo Lapini con dos juegos de 44 uniformes de gala y media gala. Los primeros de excelente paño negro de forma dolmar, de dos hileras de botones plateados y brandeburgos blanco y azules, sus correspondientes kepis de forma alta, semejantes al usado por ciertos cuerpos de la infantería italiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada