jueves, 13 de marzo de 2014

Naufragio en el Orinoco

WTOPICOS2
De un total de 28 personas, ocho desaparecieron sepultadas por las aguas del Orinoco a causa del naufragio, en la tarde del 24 de febrero de 1984, de una lancha de pasajeros  entre Soledad y  Ciudad Bolívar.
         El capitán de puerto, Abraham Pérez Camejo (en la foto), informó que los desaparecidos fueron: René Vargas (28 años), José de la Cruz Alemán (30), Juan Ledesma (12), Julián Durán (14), Carlos Vargas (12), José Tapia, niño de pocos meses de nacido, y Juana Piña Marín (35).
         El patrón de la lancha, Miguel Vellorí, fue detenido preventivamente mientras el marino Arturo Vellorí y los dieciocho pasajeros salvados eran interrogados en la Capitanía y la PTJ.
         La lancha, de nombre “Virgen del Valle”, registrada con matrícula 6203, propiedad de, Agustín Acevedo, estaba autorizada para navegar hasta las ocho de la noche con 18 pasajeros más dos tripulantes, pero llevaba un exceso de ocho pasajeros, en total 28 ocupantes.
         La pequeña embarcación de pasajeros zozobró al volcarse muy cerca de  la Piedra del Medio a la puesta del sol, cuando los pasajeros de estribor escapando del remojón de una ola se precipitaron bruscamente hacia babor.
         Afortunadamente transitaban por el lugar cuatro curiaras cuyas tripulantes actuaron inmediatamente en el rescate de la mayoría de los ocupantes de la lancha.
         A pesar del Puente Angostura sobre el Orinoco, habitantes de Soledad prefieren el uso del transporte fluvial en pequeñas lanchas para comunicarse con Ciudad Bolívar. Diez lanchas divididas en cinco para el turno de la mañana y cinco para el de la tarde, hacen el trasporte desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la noche.
El naufragio de esta lancha continuó dándole pábulo a la leyenda del monstruo de la Piedra del Medio como también la alimentó la chalana “La Múcura” que el 27 de febrero de 1952, martes de carnaval, se hundió casi en el mimo sitio.
En Ciudad Bolívar fue popular una chalana construida por Alberto Minet y echada al río con ese nombre, para trasbordar los vehículos entre la costa y otra del Orinoco. La chalana se hundió  entre la isla  Degredo y la Piedra del Medio.
         La chalana había zarpado de Soledad con 2 camiones zorra cargados de palas mecánicas para una compañía minera, más sus respectivos conductores, ayudantes, un pasajero y los tripulantes de la embarcación.  Zarpó y no arribó a su destino porque se hundió y desaparecieron bajo las aguas el conductor Vicencio Verdú y su ayudante Octavio González.  Los demás sobrevivieron a este naufragio que opacó la alegría del Carnaval y del que se estuvo hablando por mucho tiempo.  Hasta se especuló atribuyéndolo a la hidra de siete cabezas que según una vieja leyenda mora bajo la Piedra del Medio.
         La responsabilidad de Minet quedó salvada, pues se comprobó que La Múcura se hundió no porque se la haya tragado la hidra sino por exceso de carga.  Fue la primera chalana de hierro construida por Minet recién llegado de Francia y por encargo de don Antonio Levanti asociado con Planchart, quien era dueño de una bomba de gasolina y un taller de reparación de vehículos.
         Las Chalanas dejaron de transportar vehículos y pasajeros cuando la distancia fluvial comenzó a cubrirse desde 1967 con la construcción del Puente Angostura entre Playa Blanca y Punta Chacón, pero las lanchas continuaron y continúan a pesar de aquel sufragio que costó la vida de ocho personas y a pesar también de la supuesta hidra de siete cabezas que mora bajo la oscura  rocas de la Piedra del Medio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario