lunes, 28 de noviembre de 2011

Los restos de Juan Germán Roscio


 El 4 de mayo de 1909 el diario “El Universal” de Caracas asombró con una noticia según la cual los restos del prócer de la Independencia y presidente del Congreso de Angostura, doctor Juan Germán Roscio, “reposan en el Cementerio de Ciudad Bolívar en una modesta bóveda de ladrillo con una cruz y breves inscripciones”.

Agrega la nota que “sus descendientes los Afanador Roscio, actualmente en Ciudad Bolívar, pueden indicar donde está situada la tumba a objeto de que los venerados restos sean exhumados y trasladados al Panteón Nacional”.

Juan Germán Roscio se hallaba en Angostura desde 1818 secundando a Bolívar en la reconstitución de la República de Venezuela y la creación de la subsiguiente República de Colombia. Figuró dentro de los principales redactores del Correo del Orinoco. Desempeñó sucesivamente las funciones de director general de Rentas, presidente del Congreso de Angostura, vicepresidente del Departamento de Venezuela y vicepresidente de Colombia la grande. Ocupaba este último puesto cuando murió repentinamente en vísperas de reunirse el Congreso de Cúcuta.

Juan Germán Roscio, abogado y político, uno de los principales ideólogos del Movimiento de la independencia, era hermano de Juan Crisóstomo Roscio, alcalde de la ciudad de Angostura, posición desde la cual apoyó a la Junta Suprema de Caracas surgida el 19 de abril de 1810 y por cuya causa fue reducido a prisión y conducido al presidio de Puerto Cabello donde fue fusilado el 24 de junio de 1813. Se casó dos veces en Angostura, la primera con Mariana Concepción Arcadio, hermano de los Contasti y con la cual tuvo a su hija Trinidad, casada con Nicanor Afanador. En segunda nupcias se casó con Dolores Cueva Afanador y vivían en la que es actualmente Casa de la Cultura “Carlos Raúl Villanueva”.

En cuanto a los restos de Juan Germán Roscio nunca estuvieron en el Cementerio de Ciudad Bolívar, tal vez se encuentren en Cúcuta según se desprende  de la nota cronológica publicada en la última página de la edición 102, 21 de abril de 1821, del Correo del Orinoco que dice así “Al anunciar el fallecimiento del Excmo. Sr. Vicepresidente interino de Colombia Dr. Juan Germán Roscio, sucedido el 9 de marzo en la Villa del Rosario de Cúcuta, el más acerbo dolor nos recuerda la pérdida de un Sabio ilustre, de un Magistrado íntegro, de un Patriota eminente, y de un virtuoso ciudadano. Desde el año 1810 en que Venezuela derrocó al despotismo hasta el día en que, después de un viaje penoso y dilatado, llegó al principio de este año a la nueva capital del Estado, mil graves y difíciles empleos ocuparon de tal suerte su vida, que puede decirse con verdad, que, ni un momento respiró, sino en servicio de la Patria…”.

Manuel Piar y Manuel Palacio Fajardo si murieron y fueron sepultados en Angostura, pero no Juan Germán Roscio. Este patriota murió y fue sepultado en Cúcuta el 10 de marzo de 1821, cuando se dirigía desde Angostura a preparar el Congreso que se había acordado para dictar la Constitución de la nueva República de Colombia que reuniría a Venezuela, Cundinamarca y Quito.

De manera, que el ilustre patricio nacido en San José de Tiznados el 27 de junio de 1763 cuando entonces pertenecía a Caracas y no al Guárico como hoy, tuvo ese destino lamentable, murió en el camino devorado por la inclemencia, sin cruz ni lápida que diera cuenta de su honor, de su clase y de sus ejecutorias en aras de una patria libre, absolutamente libre, sin esas las ataduras de dependencia que no termina de zafarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario