domingo, 31 de mayo de 2015

II Puente sobre el Orinoco




El 5 de febrero de 2001 se inició las tantas veces anunciada construcción del Segundo Puente sobre el Orinoco a despecho de los citadinos de Angostura que preveían con este hecho la enervación de la importancia del Puente Angostura inaugurado en 1967.
Antes de la iniciación, los mandatarios Hugo Chávez y Fernando Cardoso, de Venezuela y Brasil respectivamente, habían colocado una boya en el lugar donde se edificaría el II puente sobre el Orinoco. Pero no fue sino hasta el 5 de febrero de 2001 cuando se iniciaron los trabajos preliminares con la empresa Odebrecht, los cuales consistían en pavimentación de la carretera Macapaima-Los Pozos, el inicio del enlace vial entre autopista Ciudad Bolívar–Ciudad Guayana y terminar los estudios geofísicos, así como los proyectos de ingeniería de detalles
La construcción de este puente de 3.156 metros y cuatro torres no se detuvo sino después de cuatro años cuando finalizaron los trabajos.
Los trabajos se iniciaron luego de haberse recibido la comunicación donde se aseguraba la aprobación de 36 millones de dólares para las obras preliminares de este megaproyecto. Asimismo en esa comunicación oficial se informaba que ya se había logrado el finiquito del financiamiento por parte del Banco de Desarrollo Económico y Social de Brasil, sin embargo, faltaban 284 millones de dólares para las garantías.
Este megaproyecto, para la fecha, requería una inversión total de 480 millones de dólares y se convirtió en la esperanza de los desempleados en la región, aunque estaba previsto que la fase preliminar sólo ofreciera 60 empleos directos, que posteriormente incrementaría a la máxima cercana que rondaba los 3 mil empleos, proyectado para los meses noviembre y diciembre del 2003 y de allí la curva comenzaría a descender hasta el cuarto año.
Mientras esa noticia, dada por el entonces Presidente de la CVG Francisco Rangel Gómez, alegraba a decenas de desempleados aglomerados en la zona del hierro, el Gobernador Antonio Rojas Suárez decidía cambios en su Gobierno. De 34 direcciones que pasaron a componer al Ejecutivo nueve tenían nuevos directivos. Entre los más destacados se encontraban la Secretaria General de Gobierno a cargo de Mayra Rodríguez Jiménez, y Héctor Herrera Jiménez que pasaba a ser comisionado del Gobernador en el municipio Caroní.
Paralelo a estos hechos comenzaba también en Ciudad Guayana la construcción de la Catedral en el sitio donde hacía 16 años, el Papa Juan Pablo II dio la misa a la que, además de feligreses del estado Bolívar, asistieron de Monagas, Delta Amacuro, y Anzoátegui, así como representación de las 24 etnias de nuestro estado y de Brasil. En la planicie donde se comenzaba el vaciado del primer pilote de las fundaciones de la Catedral, su santidad Juan Pablo II escuchó cantar al niño Adrián Guacarán, famoso desde entonces por su conmovedora intervención.
El acto fue objeto de un programa extendido hasta el día siguiente en el que intervinieron con sendos discursos Pedro Acosta en representación de la CVG, monseñor Andrés Dupuy, por la diócesis y el gobernador del estado Bolívar, Antonio Rojas Suárez.
Faltó el representante de la entonces Asamblea Legislativa que esperaba por el cambio de nombre según lo acordado por la Comisión Coordinadora de la Asamblea Nacional, que había anunciado para el 20 de marzo la segunda discusión del Proyecto de la Ley Orgánica de Organización y Funcionamiento de los Consejos Legislativos de los Estados. El presidente de la AN, diputado William Lara, se quejaba de los puntos más sensibles de este proyecto que eran los que correspondían a la remuneración, porque había algunos legisladores que aspiraban a ganar tres o cuatro millones de bolívares más la posesión de vehículos adquiridos con presupuesto de los Consejos Legislativos estatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario