jueves, 21 de mayo de 2015

Los Leones amarrados por los cisneros

En abril de 2001, los Leones del Caracas, uno de los grandes equipos del béisbol profesional venezolano y el de mayores lauros, pasó a propiedad del Grupo Empresarial Cisneros que lo adquirió de las familias Prieto y Morales, fundadores y dueños de la popular novena desde 1952.
Pero no es en 1952 sino el 22 de octubre de 1941 cuando prácticamente comienza la historia de este equipo enraizado en el alma deportiva de los venezolanos, pues la victoria de la selección nacional que ese día derrotó a Cuba 3 a 1 para proclamarse campeón en la IV Serie Mundial de Béisbol Amateur, celebrada en La Habana, Cuba, fue como el germen que dio origen a lo que es hoy los Leones del Caracas.
Despertó la victoria tanto entusiasmo que llevó al entonces muy conocido promotor deportivo, Jesús Corao, a plantearle a los dueños de la Cervecería Caracas adquirir el estadio San Agustín y fundar un equipo de primera. La compra por 800 mil bolívares se materializó cuatro meses después y el estadio San Agustín pasó a llamarse Estadio Cerveza Caracas.
En esa época, Corao, con el patrocinio de la Cervecería de Maiquetía, filial de la Caracas y de la cual era ejecutivo, competía con el equipo Princesa en la pelota guaireña de segunda categoría. Princesa era marca consentida de la mencionada empresa al igual que las cervezas Victoria y Caribita que por cierto se vendían mucho en Guayana.
Casi inmediatamente después del Mundial de 1941, Corao contrató a varios de los jugadores del equipo campeón como peloteros del Princesa y concreta con la Cervecería Caracas, específicamente con el accionista mayoritario, Tovar Lange, constituir un equipo de béisbol en primera división y para ello transformaron a la poderosa divisa del Princesa en un trabuco con el mejor talento criollo del país, pero bajo un nuevo nombre: Cervecería Caracas Base Ball Club.
El domingo 10 de mayo, hizo su estreno el equipo Cervecería Caracas en el campeonato nacional de segunda división. Esa mañana vencieron 7 a 3 en el parque de San Agustín a Los Criollos de Puerto Cabello. El “Dumbo” Fernández se erigió en el héroe del partido al lanzar completo, dejando a los carabobeños en apenas seis inatrapables. Comenzó así la historia de la más exitosa franquicia del béisbol venezolano.
Entre los jugadores que formaron parte de los inicios del Cervecería Caracas se encontraban: José Antonio Casanova, “Dumbo” Fernández, Luis Romero Petit, José Pérez Colmenares, Juan Francisco “Gatico” Hernández, Félix “Tirahuequito” Machado, Guillermo Vento, José “Perico” García, Víctor León y Amador Rodríguez. El mánager era Manuel “Chivo” Capote, mientras Jesús Corao, el coach.
El domingo 31 de octubre de 1942, Cervecería Caracas y Magallanes se enfrentaron por primera vez en la historia. Ese partido amistoso tuvo como atractivo el duelo entre el caraquista Alejandro “Patón” Carrasquel y el magallanero Vidal López, quien se llevó la victoria 4-0 tras una excelente labor en la que apenas toleró cinco hits. Nadie imaginó que con ese juego estaba naciendo la más grande rivalidad que conozca deporte alguno en Venezuela. Dos meses más tarde, en plenos preparativos para el inicio de la temporada 1942-43, Corao logró arrebatarle a los bucaneros a su lanzador estrella, el barloventeño Vidal López, quien se convertiría en el motor que condujo a la divisa cervecera a la conquista de su primer gallardete en la pelota de primera división.
El 27 de diciembre de 1942, Cervecería Caracas y Magallanes chocaron por primera vez en un partido de campeonato. Vidal López, ahora con el flamante uniforme del Caracas y en rol de pitcher y cuarto bate le metió nueve ceros a sus ex compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada