miércoles, 27 de mayo de 2015

Montesinos. el hombre fuerte de Fujimori



Vladimiro Montesinos, el otrora, otrora hombre fuerte del régimen de Alberto Fujimori, buscado por la justicia de su país al estar implicado en múltiples casos de corrupción, sobornos y diversos crímenes, estuvo muy cerca de ser capturado el pasado el 25 de abril de 2001 en una finca del estado Cojedes.
Eso, al menos, es lo que registran los periodistas del diario El Comercio de Lima que estuvieron en el sitio y señalan que la Policía venezolana tardó 19 horas en tomar el lugar, lo que le permitió a Montesinos huir.
El de Montesinos es un caso singular en que los medios de comunicación de Venezuela han resultado más eficientes investigando que los cuerpos policiales y de inteligencia. Han sido los diarios y televisoras los que han debilitado la madeja de intrigas y mentiras que han logrado proteger al prófugo peruano.
Dos meses después de tanta presión, el gobierno de Hugo Chávez dio cuenta de Montesinos y lo deporta al Perú para enfrentar juicios por narcotráfico, enriquecimiento ilícito, asesinatos y lavado de dinero.
Su estadía en Venezuela fue tema de política interna. Desde meses antes que fuera capturado, la prensa venezolana publicaba periódicamente indicios de la presencia de Montesinos y los políticos de oposición acusaban al gobierno de protegerlo, hechos que el gobierno negaba y algunas veces ridiculizaba.
Por su investigación sobre la presencia de Montesinos en Venezuela la periodista Patricia Poleo, recibió el Premio de Periodismo Rey de España. Durante ese período, representantes del Gobierno peruano visitaron a Venezuela en varias ocasiones y la agencia oficial de prensa de Perú informó que en una de esas visitas el ministro del Interior de ese país había entregado pruebas de la presencia de Montesinos en Venezuela al Gobierno venezolano.
Actualmente, Montesinos está recluido en la Base Naval de El Callao y sentenciado a quince años de prisión, pero tendrá que enfrentar al menos ocho juicios más. El 21 de septiembre de 2006, fue condenado a una pena de 20 años de prisión por su participación en el tráfico de 10,000 fusiles a la guerrillas colombianas. En mayo de 2006 publicó un opúsculo titulado Peón de ajedrez, en el cual sostiene que Fidel Castro usa como operadores políticos a Hugo Chávez y Ollanta Humala.
El 1 de octubre del 2010, la Primera Sala Penal Especial, resolvió sentenciar a 25 años de pena efectiva a Vladimiro Montesinos y a otros integrantes del Grupo Colina, por la matanza de Barrios Altos, La Cantuta y la desaparición y muerte del periodista Pedro Yauri. Se reservó el derecho de apelar y aceptó la condena.
Vladimiro Montesinos que ahora debe tener 75 años de edad fue jefe de Servicio de Inteligencia Nacional del Perú y consejero de seguridad del Gobierno. Además de asesor presidencial entre 1990 y 2000 del presidente Alberto Fujimori.
Identificado como la “eminencia gris” del gobierno de Fujimori, Montesinos fue responsable en gran medida de la política contra el terrorismo que se aplicó en el Perú durante el decenio fujimorista, pero también fue el fundador del Grupo Colina, una entidad paramilitar, implementada en genocidios, violaciones a los Derechos Humanos y terrorismo de Estado.
Envuelto en numerosas acusaciones y escándalos de corrupción, Montesinos usó su posición dentro del régimen fujimorista, para mediante intimidaciones, acciones cuestionables e ilícitas, acumular más poder y beneficiarse económicamente, en una escala nunca antes vista en el Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada