sábado, 25 de octubre de 2014

Centenario del Colegio de Abogados

 TOPICOS
El 9 de diciembre de 1994, Lino Martínez, de las nuevas promociones de abogados, resultó electo Presidente del Colegio de Abogados del Estado Bolívar, superando los votos obtenidos por la plancha que lideraba el doctor Alcides Sánchez Negrón.
De manera que bajo su presidencia, el Colegio de Abogados celebró su centenario con un programa en el que figuraba el doctor Manuel Alfredo Rodríguez como Orador de Orden.
Durante su disertación, el doctor Manuel Alfredo Rodríguez abordó el tan discutido tema de la administración de justicia en Venezuela, destacando que “una buena administración de justicia sería el mejor homenaje a los fundadores de la institución cuyos orígenes se localizan en los anales de los tiempos de la Capitanía General de Venezuela.
Nuestra obligada contribución al mejoramiento de la Doctrina, la legislación y la jurisprudencia imponen el deber de luchar por despartidizar la justicia y la existencia de escuelas de Derecho que no se limiten a formar técnicos, conocedores del oficio, sino que proporcionen a sus egresados real comprensión de su función social.
MAR aprovechó la ocasión para referirse a la forma como se elaboran y sancionan las Constituciones del Estado Bolívar, sin tomar en cuenta al Colegio de Abogados.
Resulta insólito que para redactar la constitución del estado Bolívar, cuya letra y espíritu no puede apartarse del articulado de la constitución nacional so pena de nulidad, se ignore al Colegio de Abogados y se paguen millones de bolívares a bufetes capitalinos.
El Estado Bolívar fue uno de los primeros en constituir su Colegio. El 12 de septiembre de 1894, a los dos meses y doce días de haber sido sancionada la Ley de Abogados y Procuradores, se reunieron en el salón de actos académicos del Colegio Federal de Primera Categoría (Casa del Congreso de Angostura) los doctores Brígido Natera, Heraclio Ortiz, Wenceslao Monserratte Hermoso, Luis Antonio Natera Ricci, Antonio García Romero y, conforme a los artículos 25 y 28 de dicha ley, procedieron a constituirse en Colegio y de hecho nombraron la primera directiva.
Como eran sólo cinco los iniciadores del Colegio, los cargos directivos que también eran cinco recayeron en todos los asistentes, de la siguiente manera: Presidente, Dr. Brígido Natera (en la foto); Primer Vicepresidente, doctor Herácleo Ortiz; Segundo Vicepresidente, doctor Wenceslao Monserratte Hermoso; Tesorero, doctor Luis Antonio Natera Ricci y Secretario, Antonio García, para el período bienal 1894-1896.
Una de las primeras tareas del Colegio de Abogados, fue la de invitar a los profesionales del derecho a cumplir con el requisito de inscribirse en la institución y estudiar a través de una comisión el Código Orgánico de los Tribunales y todas aquellas leyes que ameritaban revisión.
La Directiva se reunía cada jueves de la semana y 15 y último habría asamblea. Era también atribución del Colegio otorgar títulos de procurador.
Los primeros en solicitarlos durante ese período fueron Hilarión Gambús, quien tenía 30 años como agente judicial, Carlos Henrique Acosta y Brígido Natera Guerra, primer Presidente del Colegio.
El doctor Brígido Natera Guerra, Presidente fundador del Colegio de Abogados del Estado Bolívar, era nativo de Cumaná y se hallaba radicado en Ciudad Bolívar desde 1856. Aquí llegó en tiempos de los Monagas, siendo jurisconsulto graduado a los 25 años.
Había sido Presidente de la Asamblea Legislativa en 1869, y le tocó firmar la Ley del 6 de diciembre de ese año por la cual se creaba la Escuela de Artesanos, Industriales y Jornaleros, la cual se mantuvo hasta mediados del siglo veinte y con cuya materialización tuvo mucho que ver el Presidente del Estado, Juan Bautista Dalla-Costa y el insigne letrado Ramón Isidro Montes, fundador de los cursos de derecho y medicina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada