lunes, 15 de junio de 2015

Obispo Mariano Parra Sandoval


En julio de 2001 la prensa anunció un nuevo obispo para Ciudad Guayana. Monseñor Mariano Parra Sandoval, hasta entonces obispo de San Fernando de Apure ocupó la vacante que había dejado desde hacía seis meses el traslado a Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana.
Parra Sandoval nació en Maracaibo, estado Zulia, el 25 de abril de 1947. Se graduó en Teología en el Seminario de San Bernardo y Colegio Universitario de la Diócesis de Rochester, Nueva York: Fue ordenado sacerdote en Maracaibo el 14 de agosto de 1971 para la Diócesis de Cumaná.
Fue presidente de la Organización de los Seminarios de Venezuela (1979-1981) y de la Asociación Venezolana para la Educación Católica (AVEC) (1981-1985-1986-1991).
Le fue conferido el título de capellán de su santidad el 15 de enero de 1985. Fue director del Departamento para las Vocaciones y los Ministerios, subsecretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana. Su santidad Juan Pablo II lo nombró el 12 de julio de 1994 como obispo de la Diócesis de San Fernando de Apure. Es secretario general del Concilio Plenario de Venezuela. El 10 de julio de 2001 es nombrado obispo de Ciudad Guayana.
Con pancartas y mensajes de alegría, que reafirmaron la fe católica del pueblo, Ciudad Guayana recibió el 1 de septiembre de 2001 a monseñor Mariano Parra Sandoval nuevo obispo de la Diócesis de Ciudad Guayana.
En presencia de las máximas autoridades regionales: el presidente de CVG, gobernador, alcalde, quienes ofrecieron su respaldo a la obra de la Iglesia, pero especialmente en compañía del pueblo católico que desbordó la iglesia San Buenaventura de El Roble, monseñor Mariano Parra reafirmó que además de la disposición de hacerse “un guayanés más”, su compromiso fundamental ser acompañar al pueblo, a los humildes, en su fe y en sus luchas. “Tratar, de estar con mi pueblo y con mi gente sirviendo en todo lo que yo pueda”.
“Dios nos ha regalado una tierra muy hermosa, rica y bella que nosotros tenemos que poner a producir y que tenemos que ponerla a producir a favor de todos los venezolanos”.

Al ser abordado por periodistas, confesó que tenía unos ocho años que no venía a Guayana y estaba consciente que se iba a encontrar con una ciudad transformada que ha crecido con su gente en los últimos años.
Dijo que vino a Ciudad Guayana a ejercer el trabajo que mejor sabe hacer: “Quiero ser el pastor amigo que acompaña a su pueblo”. El nuevo obispo no quiere ser una persona aislada, no quiere trabajar solo sino con el pueblo de Dios. Espera dar lo mejor de sí para el fortalecimiento de la Iglesia.
Monseñor Mariano Parra Sandoval no obstante haber sido designado en julio no se encontró con los guayaneses, sino a partir del 1 de septiembre.
La Diócesis de Ciudad Guayana, sufragante de la Arquidiócesis de Ciudad Bolívar, comprende los municipios Caroní, Piar, El Callao, Roscio y Sifontes. La sede episcopal se encuentra en Ciudad Guayana. La pro-catedral de la Diócesis es la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Fátima en Puerto Ordaz. Su territorio se encuentra dividido en 31 parroquias. 
La nueva jurisdicción se independizó de la Arquidiócesis de Ciudad Bolívar el 20 de agosto de 1979, con la constitución apostólica Civitas Guayanensis; así, el pontífice polaco creó la Diócesis de Ciudad Guayana.

Hasta ahora han sido titulares de la Diócesis de Ciudad Guayana: Medardo Luis Luzardo Romero (20 de agosto de 1979-26 de mayo de 1986 que fue nombrado arzobispo de la Arquidiócesis de Ciudad Bolívar). José Jesús Núñez Viloria (13 de enero de 1987-21 de julio de 1990 dispensado). Ubaldo Ramón Santana Sequera (2 de mayo de 1991-11 de noviembre de 2000 que fue nombrado arzobispo de Maracaibo) Mariano José Parra Sandoval, desde el 10 de julio de 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada