domingo, 7 de junio de 2015

La Santísima Trinidad de Ciudad Bolívar

En la Catedral Metropolitana de Ciudad Bolívar fue oficiada a las 10:00 de la mañana del 8 de junio de 2001 una misa para celebrar el Día de la Santísima Trinidad, fiesta que coincide con el Tedeum de Acción de Gracia por el octavo aniversario de TVGuayana. Es de resaltar que la Catedral de Ciudad Bolívar no tenía una imagen de la Santísima Trinidad hasta que el 8 de junio arribó de España una especialmente hecha para nuestra catedral, la cual fue bendecida durante el ritual religioso.
Cuando Cristóbal Colón enrumbó sus barcos por la Boca de la Serpiente vio que tres singulares picos montañosos emergían entre la bruma marina de la isla de los Colibríes y le puso la Trinidad y más pudo desde aquel momento la invocación mística que la voz autóctona de los aruakos, por lo que el nombre Trinidad perduró para siempre, ni siquiera los ingleses intentaron cambiarlo como lo hicieron con las islas San Salvador (Watling) y Las Malvinas (Falkland).
Hacía 1.173 años que se había reunido el primer concilio católico para dilucidar la cuestión dogmática de la Trinidad cuando el misterioso almirante y virrey de los mares sembró el cristiano dogma en América.
Al nacer el Libertador el 24 de junio de 1783 se le hizo bautizar con el nombre de Simón de la Santísima Trinidad Bolívar. Era que la familia Bolívar pertenecía a ese culto y en Caracas hasta un templo se había erigido en su nombre, el cual fue demolido por decreto del presidente Guzmán Blanco en 1874 para erigir allí el Panteón Nacional, donde precisamente reposan los restos del Libertador.
La Santísima Trinidad es dogma básico de la religión católica y por ello la imagen se halla entronizada en todos los templos. Monseñor José Manuel Arroyo y Niño, quinto obispo de la Diócesis de Guayana durante 27 años (1857-1884) ordenó construir en Ciudad Bolívar dos capillas; una a San Isidro y otra a la Santísima Trinidad. Desde entonces es la devoción en Angostura por la imagen de la Santísima Trinidad,
La zona urbana de la ciudad capital estaba dividida en tres zonas: la Oriental, que terminaba en la calle Miscelánea hoy Dalla Costa y cuya patrona era Santa Justa; el Centro, que concluía en la calle Babilonia dominada por la catedral y la Occidental cuyo asiento era Santa Ana. La devoción por la Santísima Trinidad tenía mayor relevancia en el sector occidental donde llegaron a entronizarse dos imágenes: la de la capilla fundada por monseñor Arroyo y Niño y que sirve de oratorio al cementerio y la de la iglesia Santa Ana.
La Santísima Trinidad es dogma de fe de la religión católica romana, fijado en el Concilio de Nicea 325 años después de la crucifixión y muerte de Jesús. Significa que en Dios existen tres personas divinas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, lo cual está expresado en el evangelio de San Juan.
San Juan Evangelista, pescador de Galilea, después de la muerte de Jesús, con quien estuvo en los momentos trascendentes de su vida, fue llevado a Roma y arrojado en una olla de aceite hirviente de la que misteriosamente dicen que salió indemne. Posteriormente fue internado por los romanos en la isla de Patmos del mar Egeo, donde escribió el Apocalipsis, tres epístolas y el evangelio. Es en este evangelio de San Juan en el que se habla, no propiamente de la Santísima Trinidad sino de los tres entes con los cuales se constituyó el dogma de la fe católica: Dios, a quien nadie vio jamás; el unigénito Hijo que está en el seno del Padre y el Espíritu Santo que descendió del cielo como paloma, y permaneció en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada