domingo, 24 de julio de 2016

Ingeniero Luis Caballero Mejías


Todavía conservo mi Libreta de calificaciones cuando estudiaba en la Escuela Técnica Industria fundada por el ingeniero Luis Caballero Mejías, mejor conocido como el inventor de la Harina Pan que con tanto acierto económico industrializó la Polar de Lorenzo Mendoza.
         En la misma aula conocí a José Díaz, el hijo del exportador de sarrapia y quina Quírico Díaz, quien al igual que yo sólo permaneció dos años porque por falta de vocación él salió a estudiar abogacía y yo periodismo.
La Escuela Técnica Industrial comenzó en la Esquina de Perico a San Lázaro y en los tiempos de Pérez Jiménez fue mudada para la Ciudad Universitaria.
         Recuerdo como anécdota que yo me hallaba en el Taller de Carpintería lijando ocurrentemente en forma sexual una circular pieza de madera cuando sorpresivamente se presentó acompañado de su hija el director Luis Caballero Mejías y se plantó viéndome con ojos severos.  Sentí el impacto, pero haciéndome el inocente continué como si nada y él, reflexivo y pedagogo, volteó su espalda mostrándole a su bella hija la dinámica febril y fabril de aquel espacio de muchachos azules que colmaban su escuela.
          Tendría él entonces unos 46 años y muy poco se parecía a esa foto de su juventud, pues según el locutor y cantante Humberto Zárraga, Luis Caballero Mejías Paz, nació en Caracas, el 12 de diciembre de 1903. Fue un talentoso ingeniero mecánico y profesor dedicado a la implementación de la enseñanza técnica en Venezuela, lo que le permitió convertirse en el creador de las escuelas técnicas en su país.
Caballero Mejías estudió primaria en el Colegio Francés, de Caracas y en 1925 se trasladó a Chile a fin de seguir estudios en Santiago, su capital, donde obtuvo el grado de ingeniero mecánico en 1929. Tiempo después completaría su formación en los Estados Unidos.
A su regreso a Venezuela fue designado ingeniero jefe de los astilleros de Puerto Cabello, donde a la par comenzó su carrera docente formando en las técnicas del oficio a jóvenes trabajadores que tenía a su cargo.
Tiempo después fue ascendido a Jefe de Ferrocarril en Santa Rosa, Quebrada Honda, en Caracas y en 1937 fundó la Escuela Técnica Industrial de Venezuela que años después llevaría su nombre.
En 1958 se le encargó de la Dirección de Educación Artesanal, Industrial y Comercial, cargo desde donde promovió una efectiva reforma educativa en Venezuela, fomentando las enseñanzas técnicas a través de la creación de escuelas de oficios, escuelas técnicas de agricultura, escuelas artesanales e institutos de comercio.
En 1954, luego de largas y minuciosas investigaciones y experimentos, Luis Caballero Mejías inventó el procedimiento industrial para la novedosa elaboración de la harina de maíz pre-cocida, para su propia empresa denominada La Arepera, C.A.
El 4 de junio de 1954, la Dirección de Comercio de la propiedad Industrial y Comercial del Ministerio de Fomento, le concedió la Patente número 51.765 para procesar harina de maíz, cuya patente fue comprada tiempo después por el empresario Lorenzo Mendoza Fleury, quien comenzó a producir industrialmente un producto que sería conocido como Harina P.A.N.

Luís Caballero Mejías falleció en Caracas, el 12 de octubre de 1959, a los 55 años de edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada