lunes, 11 de julio de 2016

Agasajo de fin de año


Ha sido costumbre ya tradicional de Gobiernos como de partidos políticos, obsequiar con fiambre y regalos a los periodistas con motivo de Pascuas y Año Nuevo, de manera que la fotografía donde aparecen Eduardo Santana, Luis Guillermo Pilonieta, Américo Fernández y Diógenes Troncone corresponde  a la época del Gobernador Manuel Garrido Mendoza, específicamente, diciembre de 1972.
         En esa memorable ocasión el Gobernador Garrido Mendoza, famoso por sus abundantes bigotes, almorzó con los periodistas  y obsequió a cada uno una preciosa Agenda Histórica y Turística de Venezuela.  Al final del almuerzo, el Secretario General encargado del Colegio Nacional de Periodista,  Nolasco Guarisma Álvarez en la actualidad Cronista oficial de Ciudad Guayana, tomó la palabra para anunciar que el Gobernador había ofrecido 1.500 bolívares para la adquisición de una vivienda a los hijos del colega José Manuel Rojas (Jomar), pero Guarisma, en vez de decir lo dicho, pecó con el siguiente lapsus lingüe que suscitó hilaridad:  “Colegas, me place anunciarles que el Gobernador aportará 1.500 bolívares para comprar a Jomar”
         Otra nota muy curiosa y que dejó una expresión de incredulidad fue la del doctor Alcides Sánchez Negrón cuando comentó entre sus platos favoritos el “Sancocho de loro”.  Decía Alcides que la carne de loro tiene un sabor muy agradable, sólo que es bastante dura, pero explicó que últimamente había ensayado en su fundo de Mundo Nuevo, enterrar los loros a pleno sol varias horas antes de meterlos en paila.
         El directorio regional de Copei también agasajó a los periodistas con motivo del fin del año.  Muchos entre telones afloraron durante la tertulia y como nota de humor se dijo que el Gobierno de Copei había resultado tan bueno que le dieron la oportunidad de gobernar un día más que Acción Democrática.  ¿Por qué?  Pues el período constitucional  contó con año bisiesto (1972). 
         El Gobernador Garrido tuvo la originalidad de romper con el antiguo protocolo según el cual el Maestro de ceremonia, luego del discurso de fin de año,  llamaba a los representantes de las instituciones para saludar y darle al gobernador el abrazo de año nuevo.  En esa ocasión, después del mensaje la salutación se dejó a todos los asistentes en libertad para felicitar y saludar al gobernador, estilo que hasta la fecha han continuado los gobernadores.
         La doctora Estela Cabrera también presente en el agasajo a los periodistas, celebraba haber sido la primera mujer en llegar a la Presidencia del Parlamento Regional, pero no la primer mujer diputado.  La primera mujer diputado, creo que por ascenso de suplencia a principal, fue Luisa Salazar de Rebolledo, esposa del entonces Secretario General del CES, Santos Rebolledo.
         La presidencia para la doctora Cabrera le había costado hacía tres años su militancia urredista.  La Dirección Regional de URD se opuso y excluyó de sus filas a la doctora cuando ésta insistió y suscribió contra viento y marea un pacto para alternar durante cuatro años la presidencia de la Legislatura entre diputados del MEP, Copei, FDP y ella.  AD, no obstante de disponer de la mayoría relativa (cinco diputados) quedó excluida del pacto, pero nunca sus dirigentes dejaron de trabajar abiertamente o en la sombra para romper lo que ya en ese año de 1972 era irrompible, pues el convenio parlamentario estaba llegado a fin.
         Una experiencia que se continúa repitiendo a través de la historia en aras del Poder.  El Poder, el poder ¿para qué? Al servicio de la verdad y la justicia o simplemente como es lo que corrientemente vemos. el poder para la concupiscencia.

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada