jueves, 30 de julio de 2015

Ezio Rampini a la carga


El 22 de enero de 2002, el presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga, juramentó a la nueva directiva de la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar, que regiría los destinos del gremio durante el período 2002-2004.
Ezio Rampini, ratificado en el cargo de presidente, en sus palabras dirigidas a las personalidades asistentes en el acto, aseguró que junto al equipo que le acompañaba dentro de la directiva, continuaría trabajando por la recuperación de este importante sector.
Ezio Rampini, un cojedeño establecido en Ciudad Bolívar como agente de una empresa nacional vinculada con la cubierta asfáltica para viviendas, no tardó en familiarizarse con el ambiente mercantil y social bolivarense dada su bonhomía y carácter de hombre emprendedor.
Se afilió a la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar y ya en los años ochenta del siglo pasado se hacía sentir, de tal forma que habiendo Jorge Azis (1984-1985) cumplido su mandato como presidente de la Cámara, Ezio Rampini resultó el afiliado ideal para sustituirlo.
Tomó Ezio Rampini la presidencia y no la soltó sino después de cuatro períodos seguidos (1985-1989) y se empeñó en darle a la Cámara por sede el edificio actual levantado sobre los predios del antiguo inmueble adquirido durante el ejercicio de la directiva presidida por el Dr. Ramón Castro Mata. Esta edificación fue inaugurada en noviembre de 1987, integrada a la Plaza Antonio Lauro de la avenida Táchira. Consta de dos plantas y auditorio para 300 personas, y fue construido y equipado a un costo de siete millones de bolívares conforme a diseño de la arquitecto Ana Emilia Sanoja y proyecto del ingeniero Antonio Lapadula.
Entre 1989 y 1990 ejerció la presidencia de la Cámara Bahjet Chabaan seguido por Guillermo Santiago Ferreira (1990-1992) bajo cuyo mandato se reformaron los estatutos para alargar el período a dos años, seguido de Héctor Barrios (1992-1994), después el alcalde de la ciudad, Jorge Aziz, electo para un segundo período. Virtualmente es el miembro de la Cámara que mayor tiempo ha permanecido en cargos de dirección, 30 años.
En noviembre del año anterior los comerciantes, por enésima vez, fueron a elecciones para escoger a los hombres que regirán los destinos de la Cámara a partir del año 2000.
Tras de un receso voluntario tocó a Ezio Rampini el puesto de la presidencia por quinta vez y en el acto de juramentación y toma de posesión de la Junta Directiva electa, reiteró su calidad de “soldado a la orden de la Cámara, dispuesto a tirar de la carreta”. Una afirmación innegable desde 1985 que asumió por primera vez la presidencia, sólo que la carreta entonces parecía un poco más pesada, pero contaba con un equipo de ejecutivos y directores competentes que le harían menos onerosa la nueva experiencia. La nueva experiencia de una región distinta en razón de un país distinto que incluso estrenaba una Constitución novedosa que a la larga ignoraban de qué manera repercutiría en el comercio. Queremos ser optimistas al interpretar que será para evitar que el arte del comerciante consista en llevar un producto del sitio donde abunda adonde se paga más caro. Lo ideal es que el producto se lleve a donde realmente se necesite y se pague a un precio justo. En síntesis, lograr que el mejor caballero de la ciudad sea el comerciante honrado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada