sábado, 11 de abril de 2015

Ciudad Bolívar sede final de la Constituyente

Resultado de imagen para isaías rodríguez

El 30 de enero de 2000, y como homenaje al Congreso de Angostura, la Asamblea Nacional Constituyente se vino en pleno a producir su última sesión en Ciudad Bolívar, específicamente en el auditorio del Colegio Nuestra Señora de las Nieves.
A la última sesión de la Constituyente asistió el presidente de la República Hugo Chávez Frías acompañado de los ministros de su gabinete. El vicepresidente, Isaías Rodríguez, fue el orador de orden y en la solemne ocasión dijo que Bolívar escogió a Angostura para fundar la patria nueva.
Días antes el Presidente de la República había anunciado la designación de Isaías Rodríguez como vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela. Entonces lo dieron a conocer como “un hombre con fama de moderado, buen negociador y experto en derecho laboral que viene de desempeñar la vicepresidencia de la Asamblea Nacional Constituyente”.
La Asamblea Nacional, antes de finalizar sus actividades constitucionales, aprobó la reincorporación a las Fuerzas Armadas Nacionales de más de 200 militares que participaron en los dos intentos de golpe de estado en 1992. Entre los beneficiarios estaba el mismo presidente Hugo Chávez, quien fue dado de baja por encabezar uno de esos fallidos golpes contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez.
Isaías Rodríguez, o mejor, Julián Isaías Rodríguez comenzó desde entonces a figurar en la primera plana de los medios de comunicación por los hechos políticos de los cuales fue protagonista.
Nativo de Valle de la Pascua, estado Guárico (1942), y de profesión abogado, también se desempeñó como fiscal general de Venezuela. Se graduó de abogado en la UCV con una especialización en Derecho del Trabajo o Laboral. Pero fue un político de posición ideológica inestable, pues militó primigeniamente en las filas de de Acción Democrática, y después en uno de los partidos que surgieron como consecuencia de una de las divisiones de este, el Movimiento Electoral del Pueblo liderado por el maestro Lis Beltrán Prieto.
A finales de la década de los años 90 se une a la campaña del entonces candidato a la presidencia Hugo Chávez Frías, siendo electo senador en 1999 y constituyente el mismo año, para poco después el 29 de enero de 2000 ser nombrado como el primer vicepresidente de Venezuela bajo la nueva Constitución de 1999.
El 9 de enero de 2001 la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, lo designa como nuevo fiscal general de la República, debiendo renunciar a cualquier a militancia política, lo que sin embargo no evitó que durante su gestión fuese criticado por la oposición que lo consideró cercano al gobierno.
Durante su gestión tuvo que hacer frente a casos polémicos y situaciones difíciles como los sucesos del 11 de abril de 2002, el paro petrolero o paro cívico nacional y el asesinato del fiscal Danilo Anderson, entre otros.
Finalmente en noviembre de 2007, Rodríguez anunció que no optaría por un nuevo periodo o designación como fiscal general, en consecuencia al terminarse el tiempo para el que fue designado, dejó de ser fiscal el 13 de diciembre de 2007, cuando el Congreso nombró como nueva fiscal general a Luisa Ortega Díaz.
Ahora ejerce como titular de la Embajada de Venezuela en Italia, y en cuyo despacho levantó una capilla en homenaje a Chávez con quien dijo haber tenido un encuentro místico horas después de que se anunciara la muerte del ex presidente. “Fue una comunicación de Chávez conmigo y de mí con él. Nos comunicamos mentalmente. No tengo ninguna duda. Es una experiencia mística”.
En la noche que se anunció su muerte, Rodríguez llegó a la Embajada y montó una capilla en homenaje a Chávez, luego de cumplir con las formalidades protocolares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada