jueves, 8 de octubre de 2015

La revolución se traga a sus hijos

Quizás como Saturno que devoraba a sus hijos por temor a que lo destronaran, las llamadas revoluciones por hechos evidentes, terminan devorando igualmente a sus propios hijos.  Eso ocurrió con la Revolución francesa y con la  Revolución rusa y aquí muy cercano lo estamos viendo con la revolución chavista.  Lo que ocurrió ayer con el gobernador Antonio Rojas Suárez está ocurriendo hoy con el Alcalde de Caroní, José Ramón López, ambos hijos del chavismo.
Los bolivarenses recuerdan aquel episodio del helicóptero robado del Aeropuerto.  Rojas Suárez acusó de buenas a primeras a la “Guerrillas colombianas aliadas del chavismo”.  Era prácticamente una respuesta al comportamiento del Gobierno central contra el mandatario regional.
Ocurrió un  lunes 19 de abril de 2004, aniversario del grito de independencia.  Los bolivarenses amanecieron alarmados ante la noticia según la cual el helicóptero del Servicio de Emergencia 171 había sido robado de los hangares oficiales del Aeropuerto no obstante la vigilancia policial permanente.
         El hecho fue atribuido por el gobernador del estado Bolívar, Antonio Rojas Suárez, a un plan orquestado en contra de los gobernadores de oposición, en el que participarían grupos guerrilleros, con la anuencia del gobierno nacional.
Rojas Suárez, quien mientras se mantuvo en las filas del "proceso" guardó silencio ante las denuncias que señalaban la presencia activa de bandas irregulares –dijo que el grupo responsable de la acción armada sería el Frente Bolivariano de Liberación-.
Relacionó el robo del helicóptero con el atentado sufrido por el diputado Carlos Tablante, asegurando que es una clara muestra de que "aquí están operando grupos guerrilleros apoyados por el Gobierno Nacional".
El gobernador, incluso, señaló que los guerrilleros operan en zonas montañosas del estado y tienen en su poder información bancaria sobre los principales "secuestrables" de la región.
"Las negociaciones se hacen en los hoteles más conocidos de Caracas, con total impunidad y sin ningún tipo de investigación por parte de los cuerpos de seguridad nacional".
Además, responsabilizó públicamente al presidente Hugo Chávez de todo cuanto le pueda ocurrir a él, a su familia y todos sus allegados.
La diputado Iris Valer, quien días después visitó Ciudad Guayana, resaltó la "obsesión" de parte del gobernador Antonio Rojas Suárez, de convertir este hecho en un motivo de enfrentamiento político con el Gobierno nacional. 
Varela llegó a Ciudad Guayana encabezando una comisión especial del Parlamento, que durante dos días interpelaría a varios funcionarios regionales y de otros organismos del Estado venezolano, para determinar la realidad de los hechos. 
Esta comisión también tenía contemplado interpelar al mandatario regional Rojas Suárez, quien al momento de ocurrir el hecho apareció en la TV y medios regionales, acusando de manera precipitada a la "guerrilla colombiana y su cómplice Hugo Chávez" de haber ordenado el robo de la aeronave de los hangares del Aeropuerto Manuel  Piar, de Ciudad Guayana. Sin embargo, el gobernador solicitó posponer su interpelación por "compromisos previamente adquiridos". 
Varios días después, los cables internacionales informaron que la Fuerza Aérea de Colombia había hallado  la aeronave robada por presuntos irregulares paramilitares en Puerto Ordaz  el 19 de abril del presente año. Autoridades presumen que el helicóptero estaba al servicio del narcotráfico y la guerrilla del país vecino.
La información fue ratificada en rueda de prensa ofrecida por el secretario de Seguridad Ciudadano del estado, Humberto Camejo Arias; el presidente ejecutivo de Ipol Bolívar, ramón Pineda; el director del Servicio Autónomo de Aeropuertos Regionales, Carlos González, y el director del Sistema Integral de Emergencias Bolívar, Sieb, 171.
El hallazgo se realizó en la serranía de San Mateo, municipio Monte Cristo del departamento de Bolívar, Colombia, ubicada a 130 millones del aeropuerto de La Fría, en Táchira y al norte de Bolívar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada