jueves, 19 de mayo de 2016

El “Turco” José AntonioNicolás

Radio Bolívar, desde que Fitzí Miranda la endosó al “Catire” Isturiz, tuvo dos momentos estelares: primero cuando operó bajo la dirección de José Antonio Fernández y, posteriormente, dirigida por otro José Antonio (José Antonio Nicolás) a quien los citadinos preferían identificar como el “Turco” Nicolás, porque, al parecer, era descendiente de musulmanes turcos y además, un riguroso administrador que regateaba hasta el último centavo.
        Hasta mi me regateó lo que debía pagarme por el cotidiano programa “El Día de hoy en la Historia” que como apertura del noticiero leía Héctor Cristofini, y un resumen semanal de noticias en la vos dominical de Romelia Rosales.
        Esto fue por los años sesenta cuando el doctor Ricardo Hurtado, hablador como todo buen hispano, escribía diariamente en “El Bolivarense” siempre sobre tópicos económicos, especialmente en lo tocante al desarrollo industrial y energético  que se avizoraba en la Zona del Hierro. Abogaba por San Félix y febrilmente por Ciudad Bolívar, en peligro de quedar a la zaga.
        Evaristo Marín, a quien también vemos en la foto libreta en mano,  era el Corresponsal de El Nacional y cultivaba a Ricardo Hurtado como fuente noticiosa verídica y segura por su estrecha conexión con las autoridades y gerentes de las empresas que estaban surgiendo en la confluencia del Orinoco con el Caroní.  El también colaboraba con Radio Bolívar y por eso se entiende a los tres en la fotografía en plena audición radial.
        La primera vez que salí noticiado en El Nacional fue por una información de Evaristo señalando cómo por no “matar” un perro muerto tendido en la vía choqué contra un banco del Paseo Falcón.  Reparar el banco me costó 200 bolívares y un regaño frontal de un alto funcionario del Gobernador Sánchez Lanz.  Entonces Tránsito Terrestre operaba bajo la dirección del Ejecutivo Regional y era éste el que expedía los títulos de conducir.  Todavía conservo el mío como una reliquia.
        José Antonio Nicolás pereció en un accidente de tránsito, a Ricardo Hurtado se lo tragó la tierra y Evaristo Marín, quien se graduó conmigo y Rubén Ferrer Rosas en la Escuela de Comunicación Social de la UCV, aún sigue siendo Corresponsal de El Nacional, pero en Puerto La Cruz y Barcelona, además del Cronista Oficial del Norte de Margarita donde nació.
        Evaristo Marín venía ejerciendo el periodismo desde 1954 en El Tigre como Corresponsal de “Últimas Noticias” y al mismo tiempo reportero del entonces Semanario Antorcha.
     Después Evaristo Marín pasó a Tucupita como Corresponsal de El Nacional y en 1957 se estableció en Ciudad Bolívar como corresponsal del mismo diario de Puerto Escondido. Las primeras informaciones sobre la construcción de la Planta Siderúrgica las supo Venezuela a través de este corresponsal. Aquí en Ciudad Bolívar llegó a ser Secretario de Organización en 1958 de la Asociación Venezolana de Periodistas al lado de Eliécer Gamboa, Joaquín Latorraca, Pedro Lira, José Manuel Guzmán Gómez, Lorenzo Vargas Mendoza, Vilchez, Tomás Mogna, Santiago Maestracci y Diógenes Trancone.
        Todavía se mantiene activo en Barcelona y Puerto La Cruz con su peculiar estilo, agilidad y agudeza, ameno, ingenioso, con un sano y agradable sentido del humor. En fin, un periodista fiel a su causa, responsable, insobornable, gremialista  y solidario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario