jueves, 19 de mayo de 2016

Dos líderes margariteños


Jóvito Villalba y Luís Hernández Solís estuvieron juntos en Ciudad Bolívar cuando se les tomó esta foto.  ¿En qué lugar del cielo estarán hoy estos dos personajes?  Ambos, de resonancia nacional, nacieron en la Isla de Margarita y anduvieron juntos muy de la mano durante  varios años, tratando de enderezar el camino de la Venezuela extraviada, desde la plataforma de Unión Republicana Democrática que empezó vistiendo un ropaje  marrón tierra y finalizó  con el color de los liberales.  Pero, de liberal, el partido tenía poco, era más bien nacionalista.  Prometía nacionalizar la banca, el petróleo, gas, hierro y cuanta materia prima explotaban los países poderosos a precio de gallina flaca, empero fueron minoría los venezolanos que votaron a favor de la promesa que vino a cumplir muy tarde su adversario Carlos Andrés Pérez.
         Para entonces, creo que ya Jóvito había muerto y tiempo después Luís Hernández Solís, quien no pudo acompañarlo siempre.  Alguna disolución  sufrió puesto que se alejó del partido amarillo y  sintiéndose librado  de ataduras partidistas incursionó en la radiodifusión montando “Radio Aeropuerto”, primera emisora en su estilo que se fundaba en Venezuela y que operaba desde las inmediaciones del Terminal aéreo de Maiquetía con música y noticias cada cinco o diez minutos.  El colega periodista Ramón Aray Lefebres trabajó como jefe de prensa de esa emisora y yo fui su corresponsal en Ciudad Bolívar.  Me pagaban 300 bolívares, la misma cifra que devengaba en el Banco de Venezuela cuando era administrado por López Henriquez y el veterano Tomás Gómez.  Siendo yo un mozalbete tenia como tarea llevar diariamente el movimiento de  cuenta- ahorristas en un voluminoso y pesado libro, hiperbólicamente  semejante  al que le atribuyen a San Pedro allá en el cielo con los nombres de quienes en vez de dinero ahorran vida para mejor provecho.  En ese denso libro de cuantiosas páginas estarían registrados estos dos insignes personajes de la fotografía, dos “ñeros” que navegaron  en las procelosas aguas de la política venezolana.
         Jóvito Villalba nació en Pampatar 1l 23 de marzo de 1908 y falleció en Caracas el 20 de julio de 1989 a la edad de 81 años y Luis Hernández Solis nació en Santa Ana del Norte él 7 de mayo de 1911 y falleció en Pampatar en el 2008 a la edad de 97 años.
         Al igual que Jóvito, Hernández Solis fue opositor de los gobiernos de Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras y Marcos Pérez Jiménez, lo que lo condujo al exilio en México.
Como dirigente sindical presidió la Asociación de Linotipistas. También fue miembro fundador del Partido Unión Republicana Democrática (URD), profesor en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Central de Venezuela, articulista frecuente de diferentes periódicos nacionales y regionales. Senador y diputado en el Congreso Nacional por el estado Nueva Esparta,  ocupó los ministerios del Trabajo y Fomento.
En la vida gremial, fue fundador y presidente de la Cámara de Turismo neoespartana y presidente del desaparecido Fondo para el Desarrollo del estado Nueva Esparta.
Por su parte, Jóvito Villalba, auspiciador siempre de la unidad de los venezolanos, propiciador como tal del Pacto de Punto Fijo que hizo posible la estabilidad política del país y el afianzamiento del sistema democrático.  Destacó como orador y parlamentario, candidato presidencial.  Respaldó las candidaturas presidenciales triunfantes de Luis Herrera y Jaime Lusinchi y fue profesor de derecho constitucional y de sociología en la UCV.



No hay comentarios:

Publicar un comentario