martes, 5 de abril de 2016

A paso de redoblante


Ramón Córdova Ascanio, José Vicente Rangel y José Díaz, en la campaña presidencial de 1972 cuando el Movimiento al Socialismo (MAS) era una fuerza electoral promisoria y con pensamiento político vigoroso.
         El candidato presidencial natural era su máximo líder el economista Teodoro Petkof, pero el partido prefirió sacrificarlo a favor de José Vicente Rangel, hombre de izquierda, sin ataduras partidistas para el momento, pero que venía dando bandazos desde que URD lo expulsó de sus filas junto con Luís Miquilena y toda una cáfila de activos militantes que pugnaban dentro de la tolda amarilla por una posición más radical a la que profesaba gente como Alirio Ugarte Palayo.  
         Por primera vez en su vida política, José Vicente Rangel recorría la geografía nacional como figura presidencial  cubierta además por una capa de intelectuales de marcada influencia en la juventud.
         En Ciudad Bolívar, connotados activistas como el independiente Ramón Córdova y José Díaz, del partido comunista, flaqueaban al candidato, a paso de redoblante,  por los caminos políticamente más enrevesados del Estado, como bien lo vemos en la fotografía.  Con el mismo afán trabajaban César Gil Samy, Enrique Aristeguieta, Pablo López Ulacio, Yolanda Gil y Amílcar Fajardo, tratando de sacar a flote a este candidato que incluso lo configuraban en los afiches de propaganda con un aire a lo José Gregorio Hernández como tocando el sentimiento religioso de sus devotos, mientras que sus adversarios temerosos de los resultados, lo sacaban con sus perros de buena raza criticando que comían mejor que los pobres o marginales de los barrios que visitaba.
         José Vicente Rangel en lo personal, era admirado por su porte físico, su hablar claro reposado y por su lógica parlamentaria, pero en las elecciones lo dejaron muy atrás Carlos Andrés Pérez, Lorenzo Fernández y Jesús Paz Galárraga.  Sólo tuvo la satisfacción de haber dejado detrás de él a su antiguo maestro Jóvito Villalba.
         Este periodista y político que el 10 de julio cumplió ochenta y un años de edad, es nativo de Caracas, pero sus estudios de primaria y bachillerato los realizó en Barquisimeto. Su actividad política comenzó a los 16 años, en Unión Republicana Democrática (URD), y se intensificó con su oposición activa al golpe militar que derrocó al presidente Rómulo Gallegos en 1948 que lo sustituyó por una junta militar. Había empezado la carrera de Derecho en la Universidad de los Andes (ULA), siguió sus estudios en la Universidad Central de Venezuela (UCV), empero fue arrestado por autoridades militares y expulsado del país.
Se exilió en Chile, donde conoció a la escultora chilena Ana Ávalos, con quien contrajo matrimonio. Prosiguió sus estudios en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, y después en España, en la Universidad de Salamanca, para acabar graduándose en la Universidad de Santiago de Compostela.
En 1958 regresó a Venezuela después de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y fue elegido diputado al Congreso durante cinco legislaturas consecutivas, primeramente en representación de URD y después representando a los partidos de izquierda Movimiento al Socialismo (MAS), Partido Comunista de Venezuela (PCV) y El Movimiento Electoral del Pueblo (MEP). Se presentó tres veces sin éxito como candidato a presidente de la República en las elecciones efectuadas en 1973, 1978 (ambas por el partido MAS) y 1983 (por el MEP, PCV, entre otras organizaciones), consiguiendo resultados de 4,26%, 5,18% y 3,34% de votos respectivamente, no superando el tercer lugar. Junto con su actividad política también ejerció la abogacía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario