viernes, 4 de marzo de 2016

Hombres de la Radio



Carezco de buena memoria para los nombres.  Por eso no recuerdo el de este oficial de la V División de Infantería de Selva de alta jerarquía en el estado mayor, pero que estuvo muy bien integrado al campo civil bolivarense, desprovisto de su uniforme y demás accesorios. 
En los momentos más movidos, agitados y divertidos se inspiraba como don Rómulo, aspirando de medio lado el humo aromado de su cachimba.
         Sobre todo estuvo ligado este alto y elegante oficial a la gente de Radio como bien lo vemos en esta fotografía, al lado de curtidos veteranos como Sinar Guerra Madriz, cliente preferido de Hilario Díaz en el célebre Café España; Alfredo Hernández Pinto, retaco y redondito,  y Tomás Antonio León Rengel ocultando la tristeza del chino tras unas gafas oscuras, pero no así su voz deportiva, dicharachera y dado a la crónica popular.
         Alfredo Hernández Pinto era más rescatado  en la palabra, tono eclipsado por la reflexión y administrador muy conveniente de su conducta, tal como le gustaba al director de la radio, el turco José Antonio Nicolás, mientras que Sinar Guerra Madriz era capaz de reventar cualquier mesa de un solo puñetazo.
         Sinar era la voz intensa, extensa y sonora del “Correo de Guayana” o noticiero de Radio Bolívar, siempre alternando con otros ejemplares de su especie.  Ahora se oye a través de las ondas bolivarianas bajo la suerte atmosférica de Luvén Rossi Vera, tal vez el que mejor gerencia su talento de locutor y publicista manejando las riendas de ese caballo de batalla que fue Radio Bolívar, emisora legendaria que le ganó la partida  a la antigua emisora del malogrado Enrique Torres Valencia.
         En 1980 Sinar Guerra Madriz estuvo de director de Radio Angostura, la emisora fundada en 1968 por Carlos Arreaza, fundador igualmente de Radio Fantasía que tenía sus estudios en la vecina Soledad bajo la dirección de Francisco José Sifontes, hermano de Jesús Rafael Sifontes, director entonces de Radio Canaima, emisora fundada en San Félix por Luis José Pastrano.
         Ese año Tomás Antonio (Chino) León dirigía Radio Orinoco y luego pasó a comandar a Radio Angostura, enfrascado siempre en un pico y pata con el turco José Antonio Nicolás por el primer lugar de sintonía.  Radio Bolívar y Radio Angostura estuvieron por mucho tiempo disputándose el primer lugar de audiencia mediante programas que despertaban el interés de los radioescuchas, especialmente cuando tenían los dueños y directores conocimiento de las mediciones en la región.  De manera que en tiempos de Survey, programas radiales como “La Noche de Quince” de Luvén Rossi Vera trataban de incrementar sus preferencias mientras que el Chino León sacaba a flotes el monstruo de la Piedra del Medio, el Peludo del Polanco  y el espanto de la Ceiba en la carretera que dislocaban a los conductores nocturnos.
         La misma situación se presentaba en Ciudad Guayana con las emisoras Canaima que dirigía Jesús Rafael Sifontes, Radio Puerto Ordaz que conducía Ángel de Jesús Coa y Mundial Caroní al mando de  Rafael Eligio Farreras.  Radio Guayana en Upata, a cargo de Jesús Patiño González y Radio Caicara dirigida por la cantante de música recia Adilia Castillo, no tenían en ese problema de competición.
         Entonces la Radio valía.  La gente oía o escuchaba radio pues la Televisión no había llegado a Guayana y el espectro radioeléctrico estaba muy limitado y oficialmente  bien administrado y supervisado.  No se conocía la FM o frecuencia modulada que hoy día abunda como arroz hasta el punto de haber desplazado a las AM con potencia de 10  kilovatios.
        
                 


1 comentario:

  1. Américo, excelente trabajo periodístico. Voy a enviarte un relato interesante, digno quizá de tu archivo. Un abrazo.

    ResponderEliminar