lunes, 7 de marzo de 2016

La masacre de La Paragua

El 22 de septiembre de 2006  se corrió un rumor luego verificado como verdad dramática de una acción militar ¿masacre? contra trabajadores de libre aprovechamiento en determinada zona del Alto Paragua.
Antes la prensa regional había dado cuenta de la denuncia hecha por mineros según la cual el TO5 los estaba desalojando de las minas  sin haberlos reubicados previamente en las minas Guariche y Chicanán, conforme a lo prometido por el Gobierno nacional dentro del marco de la llamada "reconversión minera".
El fuerte rumor que se registraba tanto  en Ciudad Bolívar como en Ciudad Guayana decía que en una mina ubicada más arriba de Los Picachos de Ori, en el Alto Paragua, varios mineros habrían muerto en un ataque efectuado por efectivos del Teatro de Operaciones Nº 5, desde un helicóptero.
En declaraciones a la Agencia Bolivariana de Noticias, el general Francisco Enrich, comandante del TO5, había desmentido los rumores que cada vez tomaban mayor cuerpo, aduciendo que la única aeronave de la FAN que sobrevoló la zona del Alto Paragua no estaba equipada con armamento de gran poder, y sólo hacía vuelos de reconocimiento en atención a unas denuncias de las comunidades indígenas del sector, sobre daños ambientales. Pero un ciudadano, de nombre Marcos Lizardi, informó a la prensa vía telefónica, que su hermano Manuel Felipe Lizardi, minero del Alto Paragua, fue herido en el cuello y en el hombro por efectivos del Ejército que llegaron a la mina en la que trabajaba con otro grupo de hombres, quienes fueron obligados a lanzarse al suelo, donde les dispararon, resultando muertos varios de ellos. Heridos sobrevivientes de la sorpresiva acción militar, entre ellos, Manuel Lizardi y William Saúd (en la foto), fueron trasladas: al Hospital Universitario Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar.
Cuatro días después se confirmó la especie y se aseguro que eran diez las personas que perdieron la vida durante el fin de semana por “enfrentarse” al Ejército venezolano en las zonas mineras. Seis de ellos acribillados en la mina El Papelón de Turumbán y los otros cuatro ahogados al intentar escapar de otra comisión militar en Maripa.

14 los  militares implicados
Luego de una audiencia de presentación que duró más de dieciséis horas, el juez segundo de control de Ciudad Bolívar, Ramón Vallé, dictó medida privativa de libertad a los 14 efectivos militares implicados en la masacre de La Paragua. Se mantuvo la calificación de homicidio calificado con alevosía contra los seis mineros fallecidos y en grado de frustración contra el herido José Manuel Lizardi, quien aún no ha presentado su testimonio. Permanecerán detenidos en la sede del Teatro de Operaciones Número 5, en Ciudad Bolívar. Se espera que en 30 días se hagan los actos conclusivos por parte del Ministerio Público y se acusarán formalmente a los siguientes imputados: Mayor (Ej.) Leonidas Andrades Fernández; el subteniente (Ej.) José Rodríguez Sánchez; el subteniente de segunda (Ej.) César Rodríguez Betancourt; los sargentos de primera Ronald Marcano Castillo, José Luis Azócar, Emilio García Ledezma y Rafael Hernández; así como los sargentos de segunda Gustavo Quintero y José Ramón Perdomo. El resto del grupo está conformado por los cabos segundo José Alexander Rojas, Gabriel Ramos, José Muñoz González, Erad Bolívar Camaray y Freddy Narváez Urdaneta. El ministro de Interior Jesse Chacón manifestó su contento porque hayan sido imputados y persistió en la tesis de un enfrentamiento, porque encontraron dos escopetas en manos de los mineros, que fueron repelidos con Fal por parte de los militares








No hay comentarios:

Publicar un comentario