jueves, 5 de febrero de 2015

Electrificación y diamantes


El 3 de junio de 1997, el gobernador Jorge Carvajal Morales anunció una inversión superior a los 300 millones de bolívares para la electrificación del occidente del estado Bolívar.
Este megaproyecto eléctrico estaba dirigido a sacar del subdesarrollo a importantes poblaciones ubicadas en las márgenes de la troncal 19, desde Ciudad Bolívar hasta Caicara del Orinoco.
Comprendía el proyecto tramos con líneas de 34.5 KV para atender a una población superior a los 400 mil habitantes. El primer tendido cubrió el tramo Caicara-Guarataro y el segundo Ciudad Bolívar-Moitaco.
Mientras el gobernador hacía ese anuncio, Edelca instalaba el 4º y último rotor de la presa Macagua II para agregar 200 megavatios de capacidad al Complejo Hidroeléctrico que entonces aportaba 10.000 gigavatios hora anual al sistema eléctrico nacional que sumados al aporte Macagua I y Guri sumaban 50.000 gigavatios hora anual que representa el 73 por ciento del consumo total del país.
El 22 de agosto hubo un Consejo de Energía Eléctrica en Ciudad Bolívar y Natalio Valery fue designado coordinador de ese consejo encargado de preparar las bases económicas, ecológicas, jurídicas y logísticas a objeto de que el estado Bolívar pudiese asumir el control del sistema eléctrico. Su acción inmediata era el estudio de la proposición de descentralización del sistema propuesto por Cadafe y el FIV.
Entonces se estimaba en 16.500 millones de bolívares la inversión para mejorar el servicio eléctrico en el estado Bolívar.
Ese año también se habló de Ciudad Bolívar como sede de la Bolsa de Diamantes de Venezuela, según proyecto presentado el 4 de junio por los miembros de la Misión israelí encabezada por el doctor Dan Hadany, quien estuvo en Venezuela a comienzos del mes de junio, procedente de la exposición mundial de diamantes en los Estados Unidos.
Esta Misión vino a Venezuela invitada por Elías Nadin Ynaty, dentro de la política de apertura minera que entonces estaba promocionando la Corporación Venezolana de Guayana.
Dan Hadany, director general de la Bolsa de Diamantes de Israel, Moshe Nissan, presidente de la Bolsa de Piedra Preciosas y Yosef Kemper, presidente del comité de Relaciones de Venezuela con la Cámara de Comercio Israel-América Latina, expusieron los lineamientos básicos de un mercado de diamantes y exploraron la posibilidad de constituir un esquema similar en Ciudad Bolívar.
Esta visita estuvo coordinada por la Embajada de Israel en Venezuela, la Cancillería venezolana y la CVG. Estaba dirigida a intercambiar conceptos y estrategias en relación a ese proyecto.
Elías Nadim Ynaty, presiente de la CVG, explicó en esa oportunidad que de aplicarse ese sistema en Ciudad Bolívar, se harían grandes transacciones comerciales anuales en dólares, convirtiendo a la ciudad en uno de los centros más importantes de América Latina para la comercialización de diamantes.
Ciudad Bolívar sería entonces un centro internacional de comercialización, centro de acopio y de exportación de productos auríferos y diamantíferos hacia todo el mundo, trayendo beneficios tanto para la región como para el fisco nacional.
El proyecto de una Bolsa de Diamantes para Ciudad Bolívar estaría inspirado en la Bolsa de Diamantes de Israel, la cual se halla en el corazón de la industria del diamante de talla así como el mayor centro de negocios de ese país. El edificio de la Bolsa de Diamantes de Israel se compone de cuatro edificios llamados Torres unidos por puentes, que constituyen el mayor Parqué de intercambio de diamantes del mundo y que suponen el centro de la Bolsa de Diamantes. En el mismo distrito se encuentran varios edificios de importancia. La Torre Moshe Aviv es el edificio más alto de Israel con sus 244 metros de altura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada